Informe OCDE: En Chile se necesitan seis generaciones para que descendientes salgan de la pobreza

La Hora

Domingo 17 de junio de 2018

El ascenso de escala social está estancado en varios países industrializados.

Reveladores son los detalles entregados en el reciente informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el que indica que en nuestro país se necesita de al menos 180 años para poder romper la brecha social.

Según explicó Gabriela Ramos, asesora del OCDE, “en promedio, en los países de la OCDE, tomará al menos cinco generaciones para que un niño de una familia de la parte inferior de la escala de ingresos suba a la mitad de ésta”.

Según señala la asesora, la razón está en que no hay movilidad social en países que están dentro de la OCDE. “Los ingresos, la profesión y el nivel educativo se transmiten de una generación a otra”, asegura.

Esta situación es aún peor en otros países latinoamericanos como Brasil, donde tomaría nueve generaciones, y Colombia, donde la cifra aumenta a once. “Percibir igualdad de oportunidades puede reducir las probabilidades de conflictos sociales y las mayores tasas de movimiento de clases están pensadas para debilitar los descontentos económicos y la lucha de clases”, explican desde la OCDE.

Otros países están en una posición similar a Chile, como Francia, Alemania y Argentina, donde también se requieren de al menos seis generaciones para que un descendiente de una familia pobre pueda llegar al nivel de vida medio de su país.