Francés quiere ser el primero en cruzar el Pacífico a nado

Cecilia Rivera

Jueves 07 de junio de 2018

El nadador Benoit Lecomte busca crear conciencia sobre la contaminación en los océanos.

Trece millones de toneladas de plástico van a parar a los océanos cada año, según la Organización de Naciones Unidas (ONU). Algunos estudios recientes han revelado que estos residuos afectan el hábitat de los animales marinos- que los ingieren o terminan atrapados en ellos- y pueden terminar, incluso, en nuestros platos.

Datos como estos son los que inspiraron al arquitecto, activista y nadador francés Benoit Lecomte a intentar una proeza: cruzar a nado el Océano Pacífico para crear conciencia sobre la contaminación en los océanos.

Tras casi siete años de preparación, y con fondos proporcionados por el portal científico Seeker y otros patrocinadores, Lecomte partió la mañana del martes desde la playa de Choshi, en Chiba, Japón, con dirección a San Francisco, en Estados Unidos, travesía que le tomará entre 6 y 8 meses.

El nadador, de 51 años, aspira a alcanzar un ritmo de nado que le permita recorrer hasta 64 kilómetros diarios, dependiendo de las corrientes marinas y las condiciones meteorológicas.

Lecomte quiere convertirse, además, en el primer hombre en cruzar nadando los nueve mil kilómetros que separan los extremos del Pacífico, equipado sólo con un traje de neopreno, lentes especiales, tubo de esnórquel, aletas de buceo y una pulsera magnética repelente para tiburones. De completar el cruce, entraría en el Libro de Récord Guinness.

las claves de la travesia 02

Investigación

El activista viaja acompañado de investigadores de 12 instituciones científicas, incluyendo NASA y Oceanográfica Woods Hole, que conducirán varios estudios y reunirán muestras.

Abordo del yate Discoverer, en el que el deportista embarcará para comer y descansar tras ocho horas diarias de nado, los investigadores se enfocarán en diversas áreas de interés. La ruta tiene previsto atravesar la llamada “gran mancha de basura del Pacífico”, entre Hawai y California, considerada la zona con mayor acumulación de plástico del planeta. Ahí analizarán los niveles de micropartículas en el agua y sus posibles efectos en el ecosistema y la salud humana.

De los planos a los océanos

Benoit Lecomte es un arquitecto francés que lleva más de 25 años instalado en Estados Unidos. Casado, con una hija de 17 años y un hijo de 11, este no es su primer viaje a través del océano. En 1998 fue la primera persona en nadar a través del Océano Atlántico (6.400 kilómetros) sin una tabla para flotar, soportando tormentas, picaduras de medusas y el acecho de un tiburón durante cinco días. Esa hazaña no ha sido reconocida por el Libro de Récords Guinness, ya que existen dudas sobre la distancia que Lecomte cubrió realmente en el agua.

las claves de la travesia 04

Las claves de la travesía

  • Dos cámaras documentarán la travesía y la transmitirán en vivo a través de redes sociales.
  • El activista ingerirá 8.000 calorías diarias.
  • El yate marcará la localización de Lecomte con GPS para que retome su recorrido en el punto exacto en que se detuvo el día anterior.
  • Comerá sólo dos veces al día: desayuno y cena.
  • El Discoverer zarpó cargado con 2,8 toneladas de comida.

Una hazaña con fines científicos

Lecomte y los científicos en el yate pretenden tomar un millón de muestras de agua para contribuir a proyectos de investigación en los campos de la biología, medicina y oceanografía. Por ejemplo, medirán los niveles de cesio 134 y cesio 137 con el objetivo de determinar hasta qué punto se han extendido por el Pacífico estos isótopos radiactivos que fueron vertidos tras el accidente de la central nuclear de Fukushima (Japón) en 2011.