"Evolución a los 50" por Ramón Llao

La Hora

Viernes 08 de junio de 2018

Evolución: ”Cambio o transformación gradual de algo, como un estado, una circunstancia, una situación, unas ideas, etcétera”.

Compatriotas del Metro, Soy Ramón Llao y hoy debuto oficialmente como columnista en La Hora.

Todos los viernes estaré “dando La Hora” con temas de interés nacional, con temas país como el frío en invierno, el calor en verano o el bendito precio de las paltas.

Y parto con una palabra clave en mi vida por estos días: Evolución. Justo esta semana, el martes 5 de junio, cumplí 50 años y supuse que el medio siglo debería provocar algún cambio en mi manera de ser… pero hasta ahora, que ya han pasado más de 48 horas, no noto diferencia alguna, ni física ni sicológica. Es decir, no percibo ninguna EVOLUCIÓN en mí. Probablemente se deba al hecho de ser chileno.

Un norteamericano evoluciona con rapidez; un alemán con lógica; un japonés con rapidez, pero sin ningún apuro. Y un chileno evoluciona simplemente por osmosis, cuando ya no queda otra.

Pero no hay que preocuparse, porque un país en eterna detención es la tierra prometida para compatriotas como Julio Ponce Lerou quien, con un pasado no muy feliz en SQM, fue recontratado como asesor de la misma empresa que compró a la mitad de nuestros honorables. Y es maravilloso porque el renacer del ex yerno de Pinochet demuestra que nuestro país está detenido a nivel mental y espiritual.

Si no que lo digan el grupo de piadosos parlamentarios de Chile Vamos, también denominados como la Bancada Cristiana, que quieren asignarle un RUT al ser en gestación. Imaginen solamente a una mujer embarazada que le piden el carnet para entrar a un edificio. Si esa futura madre ha olvidado el carnet de su hijo, entrará sola al edificio y se configurará allí la figura de un impensado aborto exprés. Y así nuestro país evoluciona.