El mundial personal de Carlos Vives: "Tengo una conexión chévere con Chile"

Ignacio Silva

Lunes 18 de junio de 2018

A pocas horas de que su selección debute en Rusia, el colombiano habla de su relación con el fútbol, sus similitudes con la música, su último disco y su próxima visita a Chile.

Carlos Vives tiene ganas de hablar, aunque advierte que por estos días le cuesta concentrarse. La razón, dice, es una: el debut de hoy de la Selección Colombiana en Rusia 2018. “No he podido pensar en otra cosa que no sea el partido”, comienza diciendo en tono de broma el cantante, al teléfono desde su casa en Bogotá.

El emblema del vallenato no esconde su amor por el fútbol en ningún momento. De hecho, durante 15 minutos de conversación vuelve regularmente al tema. Incluso cuando habla del show con el que abrió la penúltima jornada de Viña 2018, en febrero pasado.

“Esa noche fue magnífica. Elegimos un buen repertorio y la gente estaba dispuesta a rumbear. Esto la verdad es que es como un partido: uno arranca y hasta que no sales todo sudado de ahí, no se acaba. No hay manera de echar pa’ atrá; eso iba pa’lante, pa’lante, pa’lante”, recuerda el colombiano de 56 años.

Y ahora, cinco meses después de ese “partido”, Vives alista su regreso al país en menos de un mes: el domingo 8 de julio, el colombiano retornará con un concierto que tendrá como escenario el Movistar Arena (Puntoticket).

Según los planes del cantante, las cita es ideal para mostrar al público local la que califica como la “nueva apuesta” que comenzó con Vives, el disco que lanzó en noviembre pasado y que incluye hits como La Bicicleta, la canción que grabó junto a Shakira.

“Siempre cualquier excusa es buena para visitarlos nuevamente. Tengo una conexión chévere con Chile y eso hace que siempre sea especial volver. Lo veo como que fuera uno de los partidos más importantes de mi propio mundial”, plantea, volviendo al fútbol. “Pero lo más bonito de regresar es poder tener también cosas nuevas. Es una nueva apuesta, porque hay todo un disco nuevo, hay canciones que hay que cantar que todavía no podemos cantar allá”.

A_UNO_906323_2271e

El álbum, el décimoquinto en la carrera de la voz de La gota fría, lo acercó además a la música urbana, el género que en Colombia tiene a algunos de sus mayores exponentes y que en Vives se manifiesta con colaboraciones como la de Sebastián Yatra en Robarte un beso.

“Yo creo que trabajar con toda esa juventud fue lo mejor de todo el proceso. Aunque no me considere parte de esa corriente urbana, han sido ellos mismos, varios de los artistas del género, quienes me han buscado, porque saben que nuestra música se conecta muy bien con todo su sonido. Ellos pueden alimentar mucho de sus sonidos urbanos, de sus reggaetones, de su dancehall con nuestro sonido”, explica el músico, que antes ha colaborado con otros nombres estelares de la nueva generación como J Balvin y Maluma.

-¿Has encontrado conexiones con esos artistas?

-Claro, de hecho han sido ellos los que me han mostrado que tenemos mucho por donde conectarnos. Y eso por supuesto que te acerca a una nueva generación, pero digamos que uno va siempre por el camino que escogió. Ha sido muy chévere para mí que sea la misma juventud la que me ha mostrado esas conexiones. Digamos, uno intuye cosas, sobre todo cuando estudia los nuevos sonidos y se da cuenta que vuelves a territorios donde ya estuviste. Hay nuevas corrientes, nuevos artistas, nuevos sonidos, pero siguen siendo patrones rítmicos muy ancestrales.

-¿Cómo evalúas que tantos artistas nuevos te busquen?
-La verdad es algo hermoso. Y bueno, yo feliz de que la juventud me quiera, me dé trabajo y me invite, porque respetan lo que hago y saben que tiene puntos en común con lo que hacen ellos.

¿Te sientes un referente?
-No lo sé, uno siempre siente que está empezando. Creo que hay algo de experiencia de la que estoy disfrutando, especialmente en la razón por la que hago lo que hago. Como artista ahora pienso más en el fondo de las cosas que en la forma.

carlos vives

Aunque en su vida hay circunstancias que lo conectan directamente con el fútbol, como cuando en su juventud jugó en el Pescaíto Fútbol Club -el equipo del barrio de Santa Marta del que salieron otros ilustres como El Pibe Valderrama-, Carlos Vives recurre a una reflexión sociológica para explicar su amor por ese deporte.

“Es que es nuestra cultura, pero también es nuestra naturaleza. Cuando uno analiza esa vaina, el fútbol está ahí. Antes que los ingleses lo reglamentaran era una vaina de todas las culturas, algo que era de todos. Uno analiza un poquito la historia de la humanidad y en todas las culturas había un deporte que era salir persiguiendo una bola. Era una vaina que estaba ahí, como en la genética de todos; una vaina que nos toca a todos”, plantea.

Vives dejó claro otra de las “vainas” importantes para él en un posteo de Instagram del domingo: junto a un video en el que celebraba las 10 millones de visitas en YouTube de Hoy tengo tiempo, su último single, elogió a Brasil y México por sus partidos en el Mundial y llamó a sus seguidores a votar en las elecciones que ese dio dieron como nuevo presidente de Colombia a Iván Duque.

“Ayer que terminaron las elecciones, pucha, sentí un alivio. No por el resultado, sino porque creo que como país tenemos que encontrar a un gobernante de la corriente que sea que trabaje para las cosas prioritarias del país”, explica el cantante.

-¿Y qué te parece Duque como Presidente?
-Más allá de opiniones personales, estoy deseándole al nuevo Presidente todo el éxito para que el país se abrace definitivamente. Hay que terminar de una vez con toda esta historia de la Guerra Fría, que si tú ves acá pareciera que no se hubiera terminado esa vaina nunca, seguimos enredados entre la derecha y la izquierda.