Carolina de Moras confesó que sufrió una relación tormentosa: "Terminé pidiendo permiso para salir con mis amigas

La Hora

Martes 26 de junio de 2018

“No lo cuentas, porque no te das cuenta”, dijo la conductora del matinal de Chilevisión.  

En una conversación con el panel del ‘La Mañana’ de Chilevisión, este martes Carolina de Moras confesó que tuvo una relación en la que sufrió una intensa tortura psicológica.

De acuerdo explicó De Moras “me pasó que tuve una relación en la que terminé pidiendo permiso para salir con mis amigas. ‘Quiero salir con mis amigas’, ‘no’. Al principio era todo bien, maravilloso, espectacular, una relación muy buena. Pero de repente empieza a insegurizarse”.

“Estas relaciones vienen acompañadas de agresividad. Es una transición que no te das cuenta, porque las mujeres cuando nos enamoramos se entregan al 100 por ciento. Piensas que mientras más das, das tu tiempo, tu espacio, tus libertades, mejor estás amando”, explicó la conductora del matinal.

Según explicó en su relato, ” n esa época trabajaba y trabajaba un poco fuera de Chile y acá. Era como ‘pa’ qué te vas a ir a trabajar afuera’. Si acá está todo bien, no necesitas irte’. Tú dices ‘sí, en realidad, ¿para qué? Me voy a quedar acá, tengo mi relación, para qué la voy a descuidar.’ Después ‘¿para qué vas a terminar conmigo si a ti nadie te va a pescar? Te vas a quedar sola’. De repente, una empieza a desconocerse a sí misma en el espejo”.

A pesar de que De Moras jamás reveló con quien sostuvo esta relación, si aclaró que esto pasó cuando era más pequeña y que justamente pasó “porque pequé de inocente”.

A lo que se suma que dejó de trabajar, así “empiezan a tener control”porque “en esa época era modelo, me estaba empezando a ir súper bien, tenía mis luquitas. Le molestaba que yo viajara. Me decía ‘a ver, ¿cuánto vas a ganar? Yo te lo pago'”.

“Es una relación de la que no sales. Es muy difícil salir”, esto a propósito de que se daban situaciones como “íbamos a comer a la casa de amigos y me decía ‘no hables'(…) No lo cuentas, porque no te das cuenta. Empiezas a estar totalmente expuesta a que en cualquier minuto la otra persona pase a la otra línea y se desborde”, sostuvo.