Museo de París acogió a visitantes sin ropa para incentivar la aceptación del nudismo en Francia

Cecilia Rivera

Lunes 07 de mayo de 2018

El Palacio de Tokio, un centro dedicado al arte moderno, organizó por primera vez en el país un recorrido exclusivo para nudistas.

El nudismo o naturalismo surgió a principios del siglo 20 como reacción a la industrialización y urbanización de las grandes ciudades, sobre todo en Europa. La consigna principal era el regreso a la naturaleza humana: todos nacemos desnudos.

Mostrarse sin ropa ante los demás es un tema complejo para la mayoría de las personas, pero cada día son más los individuos que se atreven a dejar de lado el pudor y disfrutar de su desnudez en público.

Un ejemplo de ello son las 161 personas que dejaron su ropa en el vestíbulo del Palacio de Tokio, un museo de arte moderno en París, que por primera vez abrió sus puertas a miembros de la Asociación de Nudistas de París (ANP) como parte de un creciente esfuerzo para incentivar la aceptación de esta filosofía de vida en Francia.

Antes de la apertura general al público, los asistentes recorrieron sin ropa todas las salas de la exposición Discordia, hija de la noche y luego participaron de un cóctel en la azotea del museo, con una espléndida vista a la Torre Eiffel.

ap18126477927948

Desde la ANP explicaron que esta es la primera vez que un museo acoge un evento de este tipo en Francia y lo catalogaron como todo un éxito. Cuando se abrió la inscripción a la actividad, a principios de marzo, las entradas se agotaron en menos de 48 horas.

“Nunca un evento naturalista ha atraído tanto interés. Siempre estamos buscando reinventar el naturalismo para adaptarnos a las demandas de la sociedad actual”, señaló la organización a los medios locales. En su cuenta de Twitter la Asociación compartió imágenes y relatos de la experiencia.

“La mentalidad está cambiando en estos días. Los nudistas están superando barreras, tabúes o mentalidades que eran un obstáculo”, dijo a la agencia Reuters el director de comunicación de la ANP, Julien Claude-Penegry.

Los organizadores esperan atraer miembros jóvenes a la comunidad nudista y eliminar “complejos” sobre las prácticas nudistas, para que no se vean limitadas “a playas, el verano o una categoría de la población”.

Parque y restorán

La actividad del museo se une a una serie de iniciativas en la capital francesa que buscan eliminar prejuicios sobre las prácticas nudistas. Por ejemplo, el año pasado el municipio habilitó durante 15 días el primer parque público exclusivo para ir sin ropa, el Bois de Vincenneun, el cual fue reabierto recientemente.

Y en diciembre, O’Naturel se convirtió en el primer restorán para nudistas de la ciudad, con platos típicos de la cocina francesa como langosta, caracol o foie gras.