Iraníes se disfrazan de hombre para poder ir al estadio

Claudia Maldonado

Martes 01 de mayo de 2018

Está prohibido para las mujeres.

En la República Islámica de Irán las mujeres tienen prohibido ir al estadio a ver partidos de fútbol. Se trata de una limitación impuesta luego de la revolución musulmana de 1979, con la intención de protegerlas del ambiente hostil y vulgar que a veces se produce durante los partidos, especialmente entre los hinchas.

Así, mientras la mayoría de las fanáticas de este deporte se resignan a ver a sus equipos por televisión, algunas más osadas buscan formas ingeniosas de ingresar a los estadios.

No todas lo logran. En uno de los partidos con mayor afluencia del país, el derbi entre el Esteghal CF y el Persépolis (ambos equipos de Teherán, la capital del país), realizado en marzo, fueron detenidas 35 mujeres que intentaban acceder al estadio.

Otra fue la suerte de cinco iraníes que optaron por disfrazarse de hombre para poder ingresar, el domingo pasado, al Estadio Asazi, para uno de los últimos partidos de la liga estatal. Las mujeres, fanáticas del Persépolis, lograron colarse en el campo deportivo para ver el triunfo de su equipo frente al Speidrood Rasht.

Felices con su hazaña, las jóvenes publicaron en la red social Reddit una foto donde se las ve luciendo pelucas, barbas y bigotes postizos, además de la bandera de su equipo.