Chino fue despedido de su trabajo por comer animal en extinción durante sus vacaciones

Cecilia Rivera

Domingo 27 de mayo de 2018

El hombre era vicepresidente de una prestigiosa compañía, que lo desvinculó por comer pangolín.

Compartir fotografías de comida en las redes sociales es algo cada día más habitual. Pero Shen Jianping lo pensará dos veces antes de volver a hacerlo.

Recientemente, este empresario chino perdió su trabajo como vicepresidente de un prestigioso conglomerado de inversión por comer durante sus vacaciones platos preparados con una especie protegida.

Según el diario South China Morning Post, Shen fue despedido de una de las subsidiarias de la empresa Yintai tras subir fotos comiendo pangolín y civeta (un mamífero parecido al zorro) a su perfil de Weibo (el Twitter chino).

Los exóticos platillos fueron degustados en Vietnam donde, al igual que en China, está prohibido el consumo y exportación de pangolín, especie en peligro de extinción y considerada como la más traficada en el mundo. El hombre pidió disculpas, pero no fue suficiente para conservar su trabajo.

Especie protegida

El pangolín es el único mamífero del mundo con escamas, tiene ojos pequeños, hocico alargado y cola larga. Su carne es considerada una exquisitez en varios países de Asia y África, pese a que en la mayoría está prohibido su consumo y comercialización.

La creencia popular en esos países dice que sus escamas tienen propiedades curativas y sirven para tratar enfermedades como cáncer, parálisis, acné, asma o malaria. Ninguno de estos atributos ha sido probado científicamente.

En China, un kilo de escamas de pangolín puede costar 1,8 millones de pesos chilenos en el mercado ilegal. Su comercialización y consumo está penado con diez años de cárcel en ese país.