La nueva revancha del atleta paralímpico Cristián Valenzuela

Francis Mella

Martes 10 de abril de 2018

Luego de quedar disconforme con su rendimiento del año pasado, el atleta paralímpico se preparó para competir nuevamente en la modalidad de climbing.

Cristián Valenzuela, primer chileno en conseguir una medalla de oro en Juegos Paralímpicos, prepara su temporada 2018 con una nueva disciplina en su currículum.

Se trata del climbing, modalidad de trote en condiciones totalmente diferentes a las que acostumbra un competidor de pista: se compite en la inclinación de un cerro, en un sendero con barro y tierra adecuado como pista para competir. Este 21 de abril, el atleta paralímpico participará por segundo año en el Suzuki Climbing Tour, competencia que se desarrollará en la Hacienda Picarquín.

La primera experiencia en esta disciplina no quedó como un recuerdo grato para Valenzuela: completó siete kilómetros en una hora y quince minutos, lejos de lo que él esperaba. “Fue realmente muy frustrante, porque en toda la competencia caminé, no me sentí corriendo o compitiendo. También pasó por la inexperiencia en este tipo de competencias y la nula preparación, porque antes de competir nunca entrené en cerros ni nada”, explica el atleta a La Hora.

Según relata el propio atleta, la idea era demostrar que las personas ciegas también pueden competir en esta disciplina y correr en la modalidad de trail running. “La discapacidad no es limitante”, añade.

-Es totalmente distinto a lo que acostumbras, sobre todo por la pista de competencia.
-Muy distinto, estamos acostumbrados a ritmos rápidos, pistas planas, a lo más subidas en calle, totalmente distinto a subir un cerro con barro, tierra, piedras… es una sensación totalmente diferente. Por eso quisimos intentarlo de nuevo.

-¿Cómo ha sido la preparación para competir este año?
– Nos hemos ido a meter al cerro a hacer preparaciones con mis guías. El tema de que yo sea ciego y que tenga que correr con una persona guiando también complica, porque hay senderos donde cabe solo una persona y eso también hay que planificarlo. Este año quiero sentirme compitiendo, no caminando como el año pasado.

-¿Qué viene luego del climbing tour?
-Estamos en curvatura de rendimiento, preparándonos para ir a hacer marcas que nos clasifiquen a los Parapanamericanos de Lima y el Mundial de Atletismo, así que dentro de la preparación hemos dado un matiz distinto incorporando el climbing. Seguimos entrenando en pista, lo más seguro es que la próxima competencia sea en el Open de Berlín a mediados de año, para conseguir las marcas.

-En algún momento hablaste de tu retiro de la actividad profesional ¿En qué quedó esa decisión?
– Eso está en stand by. Por ahora, todavía estoy considerándolo. Yo creo que en el alto rendimiento le hemos dado harto a Chile, pero aún hay una carencia súper grande y un desconocimiento tremendo con el tema de la discapacidad o cómo se toma la inclusión hoy en día. Todo esto me hace querer hacer más cosas, querer demostrarle a la gente que la discapacidad no es limitante. Estoy esperando que mi retiro se de en forma natural… estoy con ganas de retirarme, pero mientras no tenga funcionamiento permanente de mi fundación, creo que aún tenemos mucho que dar como equipo.