Isabel Quiroga: Los secretos del personaje más perturbado de Villa Ruiseñor

Felipe Morales

Miércoles 11 de abril de 2018

Alejandra Araya, la actriz tras el desquiciado rol, revela los giros que traerá el nuevo ciclo de la nocturna. “Lo que ya vimos es nada comparado a lo que viene”, amenaza.

La irrupción de Alejandra Araya en la pantalla chica fue lenta pero contundente. Hace un año era una completa desconocida en el mundo de las teleseries, pero hoy, a un año del debut de Perdona nuestros pecados y a días del arranque de su segunda temporada, es uno de los rostros más aplaudidos de la nocturna de Mega ¿Qué pasó en el camino?

“Se me cruzó Isabel Quiroga”, dice la actriz con un tono dulce y amable, lejano de la prepotencia y maldad que respira su alter ego. “Ha sido todo vertiginoso. Imagina cuando me dijeron ‘serás hija de Álvaro Rudolphy (el despiadado Armando Quiroga en la ficción)’. Me dio miedo, pero hemos hecho una teleserie impactante, que le ha gustado mucho a la gente. En Instagram, por ejemplo, me dejan mensajes destrozando a Isabel, pero valorando el trabajo que hay detrás. Estoy muy agradecida”, cuenta a La Hora.

Y motivos para odiar su personaje sobran. La primogénita de los Quiroga no sólo es arribista y calculadora, sino que ha hecho lo imposible por mantener a su lado a Gerado (Nicolás Oyarzún), su ex marido. El grado máximo de su locura se desató hace dos semanas, cuando lanzó desde un balcón a Antonieta (Constanza Araya), la actual pareja de Gerardo, con nueve meses de gestación. El bebé murió en la caída e Isabel fue detenida y enviada a un manicomio. “Lo anterior no es nada comparado a lo que se viene en la nueva temporada”, adelanta la intérprete, quien ha estudiado a fondo las patologías mentales para dar vida a la desquiciada Isabel.

“Estoy trabajando de la mano de dos psiquiatras. Con León Cohen, con quien me reúno bien seguido para analizar y evaluar el comportamiento, la historia, lo que esconde Isabel. Y otra especialista me permitió conocer y presenciar en vivo lo que implica estar en un lugar para personas con enfermedades de este tipo. Nuestra mayor preocupación con el equipo es que la locura de Isabel no cayera en la caricatura. Que tuviera fondo. Isabel es una víctima de lo que le ha tocado vivir, es una cabeza enferma y es lo que queríamos retratar”, explica.

-El amor enfermizo que profesa por su padre es otro de los temas que han cautivado a la audiencia. ¿Se conocerá finalmente lo que provocó esa extraña relación entre ambos?

-Esta temporada viene con muchos giros y se conocerán muchos secretos. Sabremos qué ocurrió con Isabel cuando niña, por qué odia tanto a su hermana María Elsa y muchas otras cosas. Hay Isabel para rato.

El terremoto y tsunami que cambiará todo

Anoche Perdona nuestros pecados emitió el último capítulo de su primera temporada, y para este lunes está fijado el debut de su nuevo ciclo, centrado en el terremoto que afectó el sur de Chile en 1960. En el avance (mostrado a la prensa en el lanzamiento de la segunda entrega) queda de manifiesto el impacto que el mega sismo tendrá en el ficticio Villa Ruiseñor, pueblo que quedará prácticamente en el suelo. Algunos personajes perderán su casa, mientras otros perderían su vida. En el clip también se muestra el tsunami posterior al siniestro y cómo afectará a uno de los protagonistas de la historia escrita por Pablo Illanes.