Adolescente halló el tesoro de un rey vikingo en Alemania

Cecilia Rivera

Lunes 16 de abril de 2018

La fortuna estuvo enterrada por más de diez siglos en un terreno agrícola.

Las historias sobre tesoros escondidos en lugares recónditos atraen a miles de personas en el mundo, las que anhelan hallar cofres llenos de monedas y joyas bajo el agua o enterrados. Para Luca Malaschnichenko, un niño de 13 años de la isla Rügen, en el mar Báltico, el sueño se hizo realidad.

Junto a René Schön, un aficionado voluntario de un programa de arqueología local, el estudiante dio con el tesoro de un rey vikingo de fines del siglo 10. El hallazgo ocurrió en enero, cuando Luca rastreaba con un detector de metales un terreno agrícola cerca de la aldea de Schaprode, al norte de Alemania. El aparato detectó fragmentos de monedas en la tierra y él intuyó que no era basura.
Niño de 13 años encontró el tesoro de un rey vikingo en Alemania

Las excavaciones, que comenzaron este fin de semana, están a cargo del arqueólogo Detlef Jantzen, de la oficina para la conservación de la cultura y el patrimonio del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental.

El joven descubrió la mayor colección de la época del rey Harald Blatand, conocido por unificar las tribus noruegas, suecas y danesas y convertirlas al cristianismo.

Monedas de plata, perlas, collares, broches, un martillo de Thor (colgante que representa al dios del trueno en la mitología nórdica y germánica) y un dirham de la capital siria, Damasco, son parte de las más de 600 piezas halladas por el adolescente y su compañero.

Según el diario El País, los arqueólogos están seguros que es un tesoro de Blatand por las inscripciones y fechas en las monedas.

Como dato curioso, Blatand se tradujo al inglés como Bluetooth (diente azul). En honor al rey unificador, dicha traducción fue escogida por el ingeniero Jim Kardach para nombrar el sistema de conexión inalámbrica entre teléfonos móviles.