Grecia suspende el fútbol de manera indefinida después que dirigente ingresara con arma a la cancha

Francis Mella

Lunes 12 de marzo de 2018

Presidente del PAOK irrumpió en cancha con una pistola al cinto, tras la anulación de un gol.

La violencia en el fútbol griego tomó ribetes insólitos y no por culpa de futbolistas o hinchas. El presidente del PAOK Salónica, Ivan Savvidis, ingresó con una pistola al campo de juego a amenazar al árbitro del encuentro frente al AEK Atenas.

El dirigente perdió los estribos luego de que el juez anulara un gol en los descuentos, cuando igualaban 0-0 en condición de local.

Ante la gravedad de los hechos, el Gobierno de Grecia suspendió indefinidamente el fútbol de primera división. “La Liga no se reanudará hasta que encontremos un nuevo escenario, convenido por todos. Lo que vimos es un ataque al honor del fútbol griego. Que alguien entre al campo con una pistola en la mano es una provocación inadmisible”, dijo Yorgos Vassiliadis, viceministro de Deportes de Grecia.

Hace dos años, el Gobierno interrumpió por varias semanas el fútbol, luego de un enfrentamiento entre hinchas del Panathinaikos y el Olympiacos, que impidió la realización del clásico.

La seguidilla de episodios podrían desembocar en que la FIFA desafilie a Grecia de competencias nacionales e internacionales.

Dueño de la pistola

El griego-ruso Ivan Savvidis asumió la presidencia del PAOK en el año 2012. Hombre de negocios y político, perteneció al ejército ruso soviético y es considerado uno de los hombres más millonarios de Rusia y con nexos directos con Vladimir Putin, además de ser el hombre más poderoso de la ciudad de Salónica.

El Paok no es su única experiencia en el fútbol. Antes fue presidente del Rostov y del SKA Rostov de Rusia. Ahora, el “presidente de la pistola” enfrenta una orden de detención junto a los cuatro guardaespaldas con que invadió el terreno de juego.