Astroturismo, el nuevo desafío de los cielos chilenos

Gabriel Arce

Miércoles 21 de marzo de 2018

Profesionalizar el astroturismo y fomentar el desarrollo tecnológico son materias que buscan potenciar de aquí al 2020.

En cuatro años, cuando se termine de construir el telescopio más grande del mundo en el Desierto de Atacama, con casi 40 metros de diámetro, Chile podrá presumir de contar con el 70% de la capacidad de observación astronómica mundial.

Por lo mismo, Conicyt celebra desde hace cinco años el Día Nacional de la Astronomía como un llamado de atención para valorar nuestros cielos.

“Así comenzó, con un día, pero ya vamos para las dos semanas este año”, dice entre risas Luis Chavarría, director del Programa de Astronomía de Conicyt. De hecho, esta edición sumará hasta el domingo más de 130 actividades a lo largo de todo el territorio nacional (que se pueden conocer en www.diadeastronomia.cl).

“Hoy ser un astrónomo en Chile es como ser un pizzero en Nápoles”, opina el director, quien, sin embargo, asegura que hoy nuevos e importantes desafíos para los cielos del país: profesionalizar el astroturismo y convertirnos en una fuente tecnológica para la observación de las estrellas.

Doble chance

En ese camino de desarrollo, el 2 de julio de 2019 podría ser una fecha crucial. Ese día habrá un eclipse total de sol en el norte de nuestro país y todas las miradas científicas estarán puestas allí. “Es la oportunidad para realmente decir que somos la capital mundial de la astronomía”, agrega Chaverría. Y la oportunidad será doble: el 14 de diciembre de 2020 habrá un segundo eclipse total, esta vez en el sur.

Y para sacar el mejor provecho a estas oportunidades es urgente profesionalizar el astroturismo local. “Hace dos meses fui a Vicuña, en el Valle del Elqui. Después de tanto buscar di con el mejor guía astronómico. Eso nos falta, que pueda venir un extranjero al Elqui o el Desierto de Atacama y tengamos astroturismo de verdad”, explica la autoridad de Conicyt.

El fenómeno no es menor, ya que a un año del primer eclipse, Coquimbo ya copó su oferta hotelera producto de la demanda turística.

209

 

Similares desafíos se presentan en el área de la tecnología. Tal como Chile tiene litio y no produce baterías, para Chavarría no es sensato que nuestro país tenga los cielos más limpios del mundo y no se desarrolle tecnología local para telescopios y antenas. “Se cree que un observatorio está lleno de astrónomos. Y no, la mayoría son ingenieros. Por eso necesitamos potenciar los astroingenieros, nuevos programadores e investigación tecnológica”, opina el científico.

Según Chavarría, estamos en un muy buen momento para hacer todos estos cambios, pues actualmente el tema en boga entre la comunidad astronómica es encontrar planetas habitables. Y ese hallazgo, según el experto, se hará inevitablemente desde Chile. “En cuatro billones de años el Sol será una gigante roja. Es un hecho que tendremos que irnos de la Tierra. Lo fantástico es que es nuestro país donde se hace eso. Qué mejor motivación para todos”, cierra el astrónomo.

Agenda de actividades

  • Ciencia Inclusiva: Sentir el espacio sin los ojos. Eso ocurrirá a las 11.00 del viernes, en el Metro Quinta Normal. De forma gratuita, todos podrán experimentar los cráteres de la Luna y las montañas de Marte a través de maquetas a escala. La idea es conocer el universo con los sentidos no tradicionales.
  • Concierto Cielos de Chile: A las 19.00 de esta tarde se desarrollará el concierto “Cielos de Chile” en la Sala Pablo Neruda de Quinta Normal. La velada gratuita contempla una mezcla entre presentaciones de música clásica y la charla didáctica de tres científicos.
  • Jornada de observación en Cerrillos: El Museo Aeronáutico de Cerrillos será anfitrión de la “Fiesta de las estrellas” a las 18.30 horas del viernes. La invitación es a usar telescopios de forma gratuita y masiva.
  • Planetario, cine estelar: El sábado, desde las 14.00 horas, el Planetario abrirá sus puertas para exhibir cuatro producciones audiovisuales. Destaca el cortometraje “Bot y Lu: el escape del agujero negro”.