Reserva Pingüino de Humboldt está libre de conejos

La Hora

Martes 13 de febrero de 2018

Antes de la iniciativa que partió el 2013, gran parte de la vegetación del territorio estaba destruida.

Por María Jesús Cristi

Tras la restauración ecológica de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y la ONG Island Conservation, para ponerle fin a la plaga de conejos europeos de las islas de la Reserva Nacional Pingüinos de Humboldt, la zona fue declarada libre de esta especie que tenía gran parte de la vegetación y hábitat del Pingüino de Humboldt destruido.

En el 2013 la Conaf junto a la fundación extranjera decidieron intervenir las islas para rescatar y preservar las especies nativas del lugar, siendo la única solución eliminar a los conejos. Poco tiempo después de haber implementado la medida los cambios fueron notorios en la flora y fauna del lugar. En los últimos meses se llegaron a identificar 16 especies de plantas nuevas.

Uno de los elementos más importantes para que se esfumara la especie que plagó la zona fue la incorporación de un perro traído desde Nueva Zelandia, adiestrado para la detección de conejos invasores.

El labrador retriver ha ayudado en varias campañas de restauración en el mundo, y en Chile fue el responsable de remover a los invasores de la isla Choros. “Los resultados de la restauración en la isla Choros fueron evidentes de inmediato en toda la isla. Vimos campos de plántulas, cerros cubiertos por la amenazada flor Lirio del Campo y Yuncos que buscan anidar en antiguas madrigueras de conejo”, dijo Madeleine Pott, jefa del proyecto de Island Conservation.

En las Isla de Choros, Damas y Chañaral, que conforman la Reserva Nacional Pingüino Humboldt, vive el 80% de la población mundial de esta especie, además de albergar otras nativas en peligro de extinción como el Yunco, y tener las aguas con más nutrientes de la corriente de Humboldt, que eran perjudicadas por la plaga.

“Estas islas poseen las condiciones necesarias para apoyar la nidificación de aves marinas de nuevo, no sólo evitando la extinción del Pingüino de Humboldt y el Yunco, sino también respaldando los objetivos de biodiversidad de Chile, además de mejorar las oportunidades de ecoturismo”, comentó Aarón Cavieres, director ejecutivo de Conaf.

Tras el éxito de la operación que duró 5 años, la alianza intentará replicar esta idea para la conservación de otras islas que se encuentran en peligro en el país, como Alejandro Selkirk, parte del Archipiélago de Juan Fernández.