Japón: robots cuidarán al 80% de los ancianos en 2020

Cecilia Rivera

Domingo 11 de febrero de 2018

El gobierno nipón ha impulsado diversos proyectos orientados al desarrollo de esta tecnología.

El uso de robots para sustituir al ser humano en labores cotidianas es cada vez más frecuente. Desde las tareas más sencillas, como regar una planta, hasta las más complejas, como armar un vehículo, los robots se han convertido en una estrategia para solucionar diversas problemáticas sociales.

En Japón, por ejemplo, se estima que dentro de dos años los robots cuidarán al 80% de los ancianos, según The Guardian. El gobierno calcula que para 2025 faltarán unos 370 mil cuidadores para atender a todos los adultos mayores, dado el rápido envejecimiento de su población.

En ese contexto es que las máquinas se han transformado en la principal opción para suplir el déficit de personal especializado. Hasta ahora, la robótica ha aliviado problemas menores como ayudarlos a levantarse de la cama o de una silla de ruedas. Pero el gobierno ve otras posibles aplicaciones, como robots que puedan ayudarles a ir al baño, a bañarse o simplemente hacerles compañía.

Sin embargo, dicha tecnología debe lidiar con dos inconvenientes principales: el alto costo de los aparatos y la resistencia de los ancianos, o sus familiares, a ser cuidados por una máquina. “Existe la mentalidad de las personas en la primera línea de cuidado de que, después de todo, deben ser los seres humanos quienes deben proporcionar este tipo de cuidado”, explicó el doctor Hirohisa Hirukawa, director de investigación de innovación de robots del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Industrial Avanzada.

En ese sentido, señaló que hasta ahora los robots de levantamiento (que elevan a las personas para moverlas de un lugar a otro) son utilizados soló en el 8% de los hogares de ancianos del país.

Estrategia

El objetivo del gobierno es que cuatro de cada cinco personas que requieran asistencia sean atendidas por robots para 2020. En los últimos cinco años, el centro de investigación ha trabajado en un proyecto respaldado por el gobierno para ayudar a 98 fabricantes a probar dispositivos robóticos para el cuidado de los adultos mayores.

Hasta el momento, 15 de esas máquinas se han convertido en productos comerciales. La prioridad ahora es desarrollar dispositivos portátiles (más pequeños y livianos que los actuales) para ayudar a los ancianos a desplazarse, además de tecnología que pueda guiarlos al baño y predecir el momento adecuado. “La robótica no puede resolver todos estos problemas. Sin embargo, la robótica podrá contribuir a algunas de estas dificultades”, dijo Hirukawa.