En India faltan 63 millones de mujeres

Cecilia Rivera

Jueves 01 de febrero de 2018

La principal causa sería el aborto selectivo. Antes de nacer, muchas niñas no son deseadas por la carga económica que significan para sus familias.

India tiene más de 63 millones de mujeres menos de las que debería tener. Esa es la principal conclusión del Estudio Económico anual publicado recientemente por el gobierno indio, que por primera vez incluye un apartado específico sobre la situación de la mujer en ese país.

La proporción natural de sexos, definida en el Principio de Fisher, es aproximadamente 50/50 entre machos y hembras. Es decir, debiese existir casi el mismo número de hombres y mujeres. En 1970, India casi cumplía ese rango, pero la desproporción ha aumentado desde 2014.

Según el informe, la desproporción entre el número de hombres y mujeres, en un país con 1.282 millones de habitantes, se debería principalmente a los abortos selectivos. Una práctica fundada en la histórica preferencia de la sociedad india por los hijos varones.

La obligación de que las hijas abandonen el hogar familiar cuando se casan, lo que implica la pérdida de un ingreso económico, junto a la tradicional dote matrimonial son algunos de los factores que determinan dicha preferencia.

La ley de la dote fue abolida en 1961, pero se trata de una costumbre muy arraigada en la sociedad india y que sigue en práctica sobre todo en zonas rurales. Así, la familia de la novia debe entregar un aporte monetario o en especies a la familia del novio. Una gasto poco atractivo para la familia de la mujer.

Aborto

Las autoridades indias estiman que unos 21 millones de niñas no son deseadas por sus familias al nacer, ya que deben cargar con el obligación económica que supone la dote. Así, el aborto de niñas en el país asiático es una práctica recurrente que cada año causa la muerte de hasta medio millón de fetos femeninos. Dicha práctica ha sido llamada “feticidio femenino”.

Según El País, la interrupción del embarazo no se considera delito en India, pero sí se penalizan los abortos motivados por el sexo de los bebés. Así. la Ley de Técnicas y Diagnósticos Prenatales castiga la realización de exámenes médicos para saber el sexo de los fetos.