Ex PDI engañó a delincuentes que robaron un auto y los entregó a Carabineros

La Hora

Martes 27 de febrero de 2018

El ex funcionario logró su hazaña cuando iba de regreso de sus vacaciones en Viña del Mar.

A pesar de haber dejado de ser funcionario de la Policía de Investigaciones, Michael Cook se mantiene firme al deber de poner tras las rejas a los delincuentes. Así fue como fue protagonista de una particular hazaña en la tarde del lunes, cuando volvía de sus vacaciones con su familia.

Según relató el funcionario en retiro a La Estrella de Valparaíso, “los muchachos venían a gran velocidad en un vehículo Mercedes-Benz blanco por la Ruta 68 en dirección a Viña del Mar. Y por la ventana, un muchacho que venía sentado en la parte posterior, amenazó a mi hijo mostrándole la pistola y haciéndole gestos con el arma”.

En ese instante, Cook llamó a Carabineros para advertirles del hecho y entregó detalles como la patente y modelo del vehículo. Los delincuentes chocaron poco después un camión y se quedaron detenidos a un costado de la ruta 68. Fue ahí cuando el ex policía intervino y ofreció su ayuda para hacerlos demorare, mientras los uniformados llegaban.

Hubo un momento de tensión, cuando uno de los sujetos bajó del vehículo con un arma de fuego y otro con un cuchillo. Cook les indicó que si querían ayuda, debían guardar las armas. “Ellos me hicieron caso porque estaban asustados. Yo les dije que era como ellos. Los invité a subirse a mi camioneta, y me di la vuelta en el sector de Placilla, donde dejé a mi familia a salvo”, detalló.

“Me devolví en dirección a Santiago, porque ellos querían ir a revisar el Mercedes que habían dejado abandonado porque les faltaba dinero. Y en esa intersección Carabineros ya estaba alerta de que yo iba en el vehículo con ellos”, agregó, explicando que al momento de llegar al control policial de la Subomisaría de la SIAT de Carretera, el ex PDI se detuvo y Carabineros pasó a detener a los cuatro delincuentes (dos adultos y dos menores de edad).

El auto que llevaban los delincuentes correspondía a un modelo de lujo que había sido robado en Algarrobo. “Sentí que era lo correcto, a pesar de que iba mi familia conmigo. Pero sentí que era lo correcto”, concluyó.