Roberto Trujillo cuenta cómo se convirtió en el brazo derecho de Fonsi

Ignacio Silva

Jueves 25 de enero de 2018

El músico, que ha sido parte de bandas como Chancho en Piedra y De Kiruza, es el director musical del hombre de Despacito.

El 12 de enero del año pasado Luis Fonsi lanzó Despacito, la canción que terminaría transformándose en su mayor hit y con la que en cosa de meses se convirtió en una estrella planetaria. Lejos de ese estallido, el bajista chileno Roberto Trujillo pasaba sus primeros meses viviendo en Miami. Pero el tema, que llegó al número uno en 50 países, los terminó uniendo apenas algunas semanas después del estreno.

“La canción ya era un éxito grande, pero él estaba con una inquietud de renovar su cuerpo musical y todo lo que tiene que ver con eso. Básicamente porque venía con esta propuesta distinta. Entonces, un amigo mío de acá de Miami que es productor me recomendó con él. Y bueno, Fonsi me llamó, conversamos, escuchó el material que le envié de cosas que había hecho y le gustó mi trabajo”, relata el músico sobre un proceso que, tal como Despacito para el puertorriqueño, terminó marcando un punto de inflexión en su carrera.

De hecho, tras la reunión Trujillo, que en los últimos 15 años trabajó en el país junto a artistas como Myriam Hernández, De Kiruza y Chancho en Piedra, dio el salto a ser el director musical de Fonsi.
“Básicamente lo que hago es preocuparme de todo lo que es música escuchable, desde los arreglos musicales, las versiones. Es como ser el director técnico de un equipo de fútbol, pero teniendo que jugar también. Yo toco los bajos en la banda”, explica el músico, que además es nieto de Valentín Trujillo.

LOCURA

El debut de Trujillo en las huestes de Fonsi quedó registrado en una foto de Instagram del 14 de marzo, que encabeza esta nota. Aunque el estreno en vivo tardó un poco más en llegar.

“En junio, antes de empezar la gira, fuimos a Los Ángeles. Ahí fue la primera vez. Luego vino toda la locura: partimos con 20 fechas en España, luego Portugal, Hungría, Chipre, Suecia en un mes”, recuerda el bajista”. “Después nos fuimos a Argentina, Estados Unidos y luego a Chile. Hicimos varios shows allá, volvimos y nos volvimos a ir a Rusia, Serbia y Croacia. Ahí terminamos Europa”.

-Desde dentro, ¿como son las giras con un personaje como Fonsi?
-Bueno, es cansador, más que nada por los viajes. Pero una vez que ya estás en el escenario tocando, uno se olvida de todo. Pero sí, los aeropuertos, los aviones, las esperas, eso es lo que a uno lo podría cansar en algún momento. Fue una experiencia súper intensa el año pasado, pero súper positiva. Yo quedé súper feliz.

-Él estuvo viviendo en Chile. ¿No se conocían de acá?
-No, en Chile no nos conocimos. O sea, yo había grabado un par de cosas para él, pero sin estar con él ahí. Trabajo de sesionista. Nos habíamos saludado una vez en el aeropuerto. Empezamos a trabajar después de que nos presentó mi amigo; así ha funcionado todo esto. Bien loco, todo muy rápido.

Local

Entre giras, Trujillo debutó con Fonsi también en Chile con dos shows en Movistar Arena en octubre. “Se siente rico estar en tu país. Sobre todo por poder ver a la familia y los amigos. Aunque igual íbamos con toda la máquina de la gira y fue todo medio rápido, caótico”, recuerda el músico.

El regreso, eso sí, será distinto: Trujillo junto al resto de la banda estarán con Fonsi en su regreso al Festival de Viña, agendado para el miércoles 21 de febrero.

El escenario, eso sí, no es ajeno para el bajista. “He estado hartas veces en el Festival, como parte de la Orquesta y tocando con artistas. Pero esto es distinto igual”, asegura.

-¿Por qué?
-Es súper motivante. Siempre va a ser especial tocar en Chile para mí, siempre va a significar algo distinto que en cualquier otro lugar. Y más aun si es en un escenario como Viña.

-¿Cómo ven al interior del equipo al público chileno?
-Tienen la mejor imagen, porque la gente de Chile quiere mucho a Fonsi, conocen sus canciones, y la energía es súper buena. Yo lo pasé súper bien en esos shows en Chile, fue súper especial.

-Antes de Viña está lo de los Grammy, que es este domingo. ¿Vas a estar ahí?
-Fonsi está nominado a tres categorías y vamos a actuar en el show, así que vamos con toda la banda. Vamos a llegar a Nueva York unos días antes. Es primera vez que voy a la ceremonia de los Grammy americanos, así que estoy súper emocionado.

-¿Te ha cambiado la vida?
-Obvio que sí, y esa es una muestra clara. Llevo 16 años en esto, pero estar con una figura como Fonsi te abre muchas otras puertas y te lleva a vivir cosas nuevas.