Kendrick Lamar: El rapero que esta semana va por su trono

Ignacio Silva

Domingo 21 de enero de 2018

El músico compite por álbum del año con DAMN., su disco más alabado por la crítica.

Kendrick Lamar nunca ha negado que, fuera de idealismos, ve a la industria del hip hop como una gran competencia. Aunque también hay otra parte. “El hip hop desempeña dos papeles en mi cabeza. Por un lado es un deporte de contacto y por el otro es algo con lo que puedo conectar, componiendo las canciones”, explicaba el rapero de Compton hace un año, en una entrevista con la revista i-D.

Siguiendo esa lógica, DAMN., el álbum que lanzó en abril, está a un paso de alcanzar el máximo estadio en ambas áreas: mientras se vislumbra como un álbum complejo y ambicioso en el que Lamar recurrió a todas las temáticas que lo aquejaban, también lo ha posicionado como el último rey del género amén de su éxito tanto en crítica como en ventas. Todos esos elementos se podrían terminar de configurar este domingo con su primer Grammy a álbum del año, el único reconocimiento que le sigue siendo esquivo.

El músico de 30 años compite en esa categoría con nombres estelares como Jay-Z, Bruno Mars y Lorde, aunque él corre como favorito. De hecho, este año es uno de los más nominados en la cita con siete postulaciones, mismo número de gramófonos que se ha llevado en años anteriores; ello, en gran medida a To Pimp a Butterfly, su disco de 2015.

Aunque ahora llega en mejor pie, con un trabajo que ha sido catalogado por medios como Pitchfork como “una obra maestra del rap de dimensiones gigantescas, llena de valiosos ritmos, furiosos versos y una narrativa sin rival”. El rey va por su trono.