Kilos de Felicidad: La campaña que impulsa el amor propio

Emma Antón

Martes 23 de enero de 2018

No acomplejarse por un par de kilos de más, o simplemente ignorar lo que otros puedan pensar, es lo que pretende lograr el proyecto de SomosL Chile.

El verano no es una época grata para muchas chilenas. Las altas temperaturas nos obligan a andar con ropa más fresca, lo que en muchas veces puede ser un suplicio para las mujeres debido a problemas de autoestima.

El odiado rollito, el clásico chaíto, la celulitis o las estrías son algunas de las causas por las que andamos más arropadas de lo normal, lo que incluso puede empeorar en la playa.

Con eso en mente, la directora de SomosL Chile, Claudia Zila, creó la campaña Kilos de Felicidad, con la que pretende que las chilenas dejemos atrás nuestras frustraciones y disfrutemos el verano sin sentirnos acomplejadas.

“En los tres años que llevamos como comunidad, siempre nos llegaban historias de mujeres con problemas en el verano, por lo que decidimos que ya era suficiente de la idea de que una mujer debe ponerse un traje de baño específico o que debe usar cierto color. Lo que queremos es que la mujer, sin importar la edad ni su contextura, disfrute de la temporada”, indica Zila.

Esta modelo de talla grande, que lanzó su carrera en las pasarelas justamente para incentivar a otras mujeres a dejar atrás el pudor, dice que a SomosL Chile llegan muchos testimonios de féminas que en la playa no se bañan ni un solo día por la vergüenza que les da el “qué dirán”.

CAMPANASOMOSL

“Con Kilos de Felicidad lo que queremos es que si una mujer que pesa 90 o 100 kilos, y anda con hilo dental, se crea la mujer más estupenda del mundo y se sienta bien consigo misma”, explica.

Sobre las críticas que hacen algunos internautas, sobre una apología a la gordura, Zila es enfática: “Somos la primera comunidad de talla grande en Latinoamérica que trabaja por contrarrestar no sólo la baja autoestima, sino que también el sobrepeso”.

Además, la directora de SomosL Chile agregó que la campaña no está dirigida solamente a las personas con sobrepeso u obesidad, sino que también a aquellas que son extremadamente delgadas y a aquellas que están en un peso normal, pero que tienen baja autoestima.

“La gente cree que Kilos de Felicidad es sinónimo de gordura, pero la verdad es que está enfocada a las personas que necesitan amor y que se sienten mal”, precisa.

Críticas

Cuando lanzaron la campaña, usaron la fotografía de una amiga brasilera de la comunidad, una modelo de talla grande, y las críticas no se hicieron esperar.

“Otras mujeres decían que cómo ella podía usar un bikini, si pesaba como 150 kilos. Le criticaban que las pechugas, que los rollos y que cómo se le ocurría posar así. Y la verdad es que uno piensa ‘qué te importa, si ella está disfrutando déjala ser feliz’. La sociedad femenina chilena es muy drástica en ese sentido”, cuenta Zila.

“Lo único que busca el proyecto es que las mujeres en nuestro país se amen más a si mismas, que se apoyen más y que de una vez por todas podamos ser felices en un país donde siempre nos han puesto el pie encima”, sentencia.

Bikinis para todos los gustos

Michele Gimeno hace cuatro años comenzó un emprendimiento que hoy la tiene trabajando a tiempo completo. Al llegar el verano, Michele iba a buscar un traje de baño, pero en los centros comerciales nunca encontraba un traje que le acomodara.

“Yo soy mamá, tengo dos hijos y, como no encontraba trajes que me gustaran, empecé a importarlos, sobre todo aquellos que eran de tiro alto, porque tapaban un poco más”, indica.

Así nació Hipsy.cl, una tienda en la que vende, en general, trajes de una pieza: “Lo importante es que son diseños bonitos, porque en general en las tiendas son negros, de dos colores, o con cortes súper básicos. Yo ofrezco alternativas a eso, pero en tallas más grandes y para todo tipo de cuerpos”.