Crean app para que mujeres se protejan de la violencia

Emma Antón

Domingo 21 de enero de 2018

Creada por una psicóloga, Fundación Antonia desarrolló la aplicación que cuenta con botón de pánico y permite grabar el momento de la agresión para contar con pruebas.

Con el fin de evitar los casos de violencia contra las mujeres, la Fundación Antonia lanzará el próximo 7 de febrero su propia aplicación que ayudará a quienes se puedan ver afectadas por agresiones de parte de sus parejas.

La idea fue de la psicóloga Claudia Baros quien, al no encontrar financiamiento en el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (Sernameg), acudió a la institución creada por la madre de Antonia Garros, María Consuelo Hermosilla, para que desarrollara la aplicación.

La profesional detalló que “uno de los problemas que hay en la justicia chilena es la falta de pruebas y el tiempo de respuesta, por lo que en algunos países se han probado ‘botones de pánico’, en lo que uno los presiona y da aviso a un grupo reducido”.

De esta forma, la aplicación Antonia se instala en el teléfono y cuando una mujer se encuentra ante una situación de peligro, sólo debe presionar un botón para enviar una señal de alerta a su red de apoyo. Este grupo de personas es determinado por la propia mujer, con lo que se pueden escoger desde amigos íntimos hasta padres e incluso vecinos.

Hermosilla, directora de la fundación, agregó que “lo ideal es que la tengan todas las mujeres y, si eventualmente tienen un episodio de violencia, la ocupen. Cada mujer elegirá su propia red, no es necesario elegir personas que no estén al tanto de la situación, sino que a la gente que realmente puede ayudar, porque el tiempo de respuesta de la policía muchas veces es muy tardío respecto a lo que se demora una agresión”.

Pruebas

La aplicación, además de enviar una señal de alerta a la red de contactos de la persona, también les entrega la ubicación exacta de donde se está cometiendo la agresión y da a los contactos las comisarías más cercanas.

La otra ventaja que tiene es que en el momento en que se activa la alarma, la app comienza a grabar el momento, en audio. Simultáneamente, comienza a subir el archivo a una nube para resguardar el archivo.

“Si el agresor rompe el teléfono, se lo lleva o cualquier otra cosa, la prueba queda porque se sube a la nube; la aplicación no espera a que termine la grabación, sino que comienza a subir el archivo inmediatamente”, indica Baros.

Es así como la grabación puede utilizarse como prueba en un juicio, en caso de que la persona agredida decida presentar cargos contra su agresor.

Para todos

Claudia Baros detalla que si bien la aplicación surgió como una forma de terminar con los casos de agresión durante el pololeo, el programa no sólo se limita a estas situaciones.

“Por ejemplo, si uno va en un auto, ya sea un taxi, Uber o Cabify, y el conductor cierra todas las puertas y nos llevan a otra parte, la aplicación también sirve en estos casos, o si somos asaltadas”, explica.

Es por este motivo que la app puede ser utilizada por toda la familia para tener una red de seguridad más acotada, la que permitirá agilizar las medidas a tomar en caso de una emergencia. Es gratuita para Android y también para iOS.