Clínica veterinaria busca un acariciador de gatos profesional

La Hora

Miércoles 24 de enero de 2018

El trabajo ideal está esperando a la persona indicada en una veterinaria en Dublín, Irlanda.

La veterinaria Just Cats, ubicada en Clonsilla, Dublín, es famosa por una cosa: atiende de forma exclusiva a gatos. Los perros, o cualquier otro animal, están prohibidos.

«Somos un empleador que damos oportunidades a cualquiera, sin embargo tenemos una política de no atender a perros como pacientes en nuestra clínica», afirma la veterinaria.

El anuncio de la clínica afirma que necesitan personas con «manos gentiles capaces de hacerles cariño a gatos por extensos periodos de tiempo».

«Necesitan poder hablar suavemente y ser capaces de calmar los nervios de algunos de nuestros pacientes. Distinguir distintos tipos de ronrroneo es una ventaja para poder trabajar con nosotros», afirma el anuncio.

Pero no es todo tan fácil: para poder calificar al empleo se necesita una licencia veterianaria emitida en Irlanda.