Brooklyn House: doble sánguche

Sebastián Alburquerque

Miércoles 31 de enero de 2018

Esta nueva sanguchería tiene dos principales gracias: una ubicación imposible de mejorar y una promo que permite probar dos sánguches de tamaño mediano y gran sabor.

Una de las mejores sensaciones que uno puede experimentar cuando sale a comer es que cuando traigan la cuenta uno sienta que está pagando menos de lo que consumió. Y no hablo de cuando se equivocan con la cuenta y no cobran lo que corresponde (paguen, ratas), sino que cuando los precios son lo suficientemente bajos.

Eso es un poco lo que pasa con Brooklyn House. Por la calidad de lo engullido, y por la ubicación megaprivilegiada del local (Nueva de Lyon, frente al Portal Lyon), uno termina pensando que pagó poco.

La carta es súper acotada con sólo dos clases de sánguches: de chanchito deshilachado (pulled pork, que le llaman) y hamburguesas. Eso sí, son de tamaño reducido. Ni tan chicos para ser canapés, ni tan grandes para quedar bien con uno. Tienen una promo donde puedes pedir dos sánguches cualquiera independiente del precio más una bebida a $6.000, y con opción de agregar papas o aros de cebolla por $500.

Se pidió un sánguchito de cerdo deshilachado con salsa barbecue con pimentones salteados y mayo, que estaba dulce, ahumadito, y sabrosón. El pan, suave y esponjoso, acompañaba muy bien todo el conjunto. La hamburguesa venía con salsa de queso azul (un poco muy suave de sabor) y abundante tocino carnoso cortado grueso, muy rico.

Las papas eran de esas cortadas en zig-zag lo que asegura más área crocante por centímetro cuadrado de papa (no lo digo yo, lo dice la ciencia), y quizás lo único negativo fueron los aros de cebolla, que se notaban habían pasado por el aceite hace un buen rato ya que estaban medio latigudos.

El tamaño de los sánguches al final probó ser una excelente idea. Una por que permite ir probando varios, y dos porque uno queda bien con los dos. Así que muy buena experiencia, recomendado Brooklyn House.

Brooklyn House. Nueva de Lyon 45, Providencia