Yo voto por Bielsa

Julio Salviat

Domingo 17 de diciembre de 2017

Cuando Manuel Pellegrini dijo no, se desmoronó el plan perfecto. Con Juan Antonio Pizzi despedido y con la selección chilena de fútbol cesante en el Mundial de Rusia, las miradas desde Quilín se posaron en China. Ahí estaba el entrenador más prestigioso que ha tenido el fútbol chileno. Un amigo del alma, además, con el presidente del balompié nacional. Y que en un momento había dicho que le gustaría dirigir a la Roja el día que se cansara de su itinerante actividad en otros confines.

No estaba cansado todavía, y rechazó la invitación.: cualquier remuneración, por buena que fuera, andaba lejos de lo que gana allá. Y, por si fuera poco, le gusta cumplir sus contratos.

Entonces se pensó en Gerardo Martino, un dios con la selección paraguaya, y poco menos que un desastre con el Barcelona de España y el seleccionado argentino, y actual DT de un club en Estados Unidos, el Atlanta United. También rechazó la oferta aduciendo contrato vigente.

Con un poquito más de preocupación, Arturo Salah ofreció el cargo a Felipe Scolari, prestigioso entrenador brasileño, sin trabajo después dirigir en China. A cargo de Brasil, fue campeón del mundo en 2002 (Corea-Japón) e hizo un papelón el 2014 (en casa). Dirigió a 26 grupos distintos, entre selecciones y clubes, y en algunos le fue bien. También se corrió…

Se fijaron en Reinaldo Rueda, colombiano nacionalizado hondureño, que llevó a  mundiales a selecciones modestas como las de Ecuador y Honduras, y la semana pasada perdió la final de la Copa Sudamericana dirigiendo al Flamengo de Brasil. Otra negativa…

Y, casi por casualidad, aparece Marcelo Bielsa, el Mesías del fútbol chileno, Redentor de los soñadores y Salvador de los entrenadores  El que cambió sus costumbres y su manera de pensar. El iniciador de un éxito impensado en clasificatorias mundialistas y Copas América. Despedido el Lille francés, asoma como el gran candidato.

¿Querrá venir?

Creo que no, pero igual voto por él.