Parlamento argentino aprobó reforma en medio de protestas

Cecilia Rivera

Martes 19 de diciembre de 2017

Ley impulsada por el gobierno propone modificar la forma de calcular futuros reajustes.

En medio de violentas protestas y tras casi doce horas de debate, la Cámara de Diputados de Argentina aprobó ayer la reforma de pensiones impulsada por el gobierno del Presidente Mauricio Macri. El proyecto obtuvo 128 votos a favor, 116 en contra y 2 abstenciones.

Tal como ocurrió durante la sesión especial del jueves pasado, que fue suspendida, miles de personas salieron a las calles desde el mediodía de este lunes para manifestar su rechazo a la ley que modifica el cálculo de las pensiones de unos 17 millones de argentinos.

Las protestas estallaron en numerosos barrios de la capital, Buenos Aires, y en distintos puntos del país donde familias completas golpearon cacerolas y lanzaron consignas contra el gobierno.

Las manifestaciones se extendieron durante toda la noche del lunes y madrugada de ayer, en paralelo a la discusión en el Congreso. Los violentos choques con la policía dejaron decenas de heridos y detenidos, además de cuantiosos daños en el mobiliario público.

Reforma

La reforma propone ajustar trimestralmente las pensiones en un 70% de acuerdo al índice de inflación y un 30% según el aumento promedio de los sueldos de los trabajadores estables. Hasta ahora el reajuste es semestral y considera en partes iguales (50/50) la evolución de los salarios y la recaudación de impuestos.

Tras la aprobación en el Congreso, en marzo de 2018, el porcentaje de reajuste de las jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares será menor a lo esperado y se aplicará con un retraso de hasta seis meses.

La ley también contempla elevar de manera optativa la edad de jubilación: de los 65 a 70 años para los hombres y de los 60 a los 63 años para las mujeres.