Para quedar como rey

Consuelo Goeppinger

Jueves 28 de diciembre de 2017

La navidad es una fiesta en la que, además de reunirse con la familia, dar regalos y compartir, generalmente se come muy bien. Ya sea un asado, un pavo al horno o alguna carne preparada de manera especial, son muchos los que se quieren lucir en estas fechas. Para todos ellos, aquí van algunos datos de delicias.

Primero, ostras. Casi todos aman a este fresco, mineral y levemente metálico marisco. Recomiendo tres lugares: Ostras Calbuco, en Providencia, que desde hace más de 20 años las traen desde la localidad que le da el nombre; Ostras Bilbao, a pasos del metro Bilbao, donde venden ostras borde negro de Ancud en varios tamaños y a buenos precios; y Ostras Quihua, en Vitacura (las compran restaurantes).

En la onda marina, otro buen lugar es El Roquerío, en el Mercado Central, donde venden pescados de roca, camarones de orilla, salmones de primera calidad y más; todo, por supuesto, fresquísimo. No es el más barato del sector, pero sí el mejor.

Para quesos, Quesos Arturito -en el Mercado Central y en La Vega- cuenta con opciones nacionales e importadas muy baratas. Más refinado es Les Dix Vins, en Vitacura, donde venden increíbles quesos franceses.

¿Comida carnívora? Hay cuatro lugares que recomiendo a ojos cerrados. Buena Carne, en avenida El Salto, ya que ahí venden desde vacuno hasta cordero, pasando por lechones, codornices, pato y cabrito, entre otras opciones a excelentes precios. Otro imperdible es Carnes Bilbao en Franklin, con lomos vetados y asados de tira de primera calidad; eso sí, solo se puede comprar desde 3 kilos en adelante. Para los fanáticos del chancho, la carnicería La Continental, en el Pasaje El Baratillo de la Vega, es una de las mejores: no solo tienen alucinantes costillares, sino también un lomo de cerdo envuelto en tocino y relleno de ciruelas, perfecto para estas fechas. Cerdicom, en el Matadero Franklin, es otro hit carnicero.