Mercurio retrógrado

Gabriel León

Martes 12 de diciembre de 2017

Caos, tensión en la vida familiar y laboral, computadores que colapsan y otros desastres serán atribuidos a un fenómeno que ocurre aproximadamente cada 116 días: Mercurio retrógrado. Entre el 3 y 22 de diciembre Mercurio, el planeta más próximo al sol, parecerá moverse en reversa en el cielo -de ahí que se le llame retrógrado- aunque evidentemente eso no es así. Este fenómeno era mencionado de manera frecuente en algunos almanaques publicados en el siglo 18 en Inglaterra y era usado por algunos agricultores para ajustar su calendario de siembras con los patrones de las estrellas en el cielo nocturno. Durante la era Victoriana hubo un auge en la astrología, la que le dio gran énfasis a Mercurio retrógrado y se relacionaba este fenómeno con lluvias abundantes, por ejemplo.

Fue recién hace unos 50 años que el concepto de Mercurio retrógrado comenzó a aparecer de manera frecuente en los horóscopos de algunos periódicos. Debido a que el dios romano Mercurio era vinculado con el comercio, viajes, finanzas y comunicaciones, en los círculos astrológicos se asoció el movimiento retrógrado del planeta con un retroceso en esas mismas áreas ¿Retrocede Mercurio cuando está retrógrado? No. Se trata sencillamente de un efecto que se produce por la posición relativa de Mercurio con respecto a la Tierra y a que Mercurio posee una órbita más corta alrededor del sol.

De esta forma, cada 116 días Mercurio se mueve en reversa en el cielo -de Este a Oeste- si se le observa desde la Tierra, pero no porque el planeta retroceda. Sin embargo, este efecto ha sido culpado de una serie de calamidades, tanto en la vida familiar como laboral ¿Qué efecto en nuestras vidas podría tener este cambio aparente en el camino que Mercurio sigue en el cielo? Hay quienes proponen que tal vez existe algún efecto gravitacional; sin embargo, Mercurio está demasiado lejos para eso. De hecho, si toman un libro con sus manos, ejercerá sobre ustedes un efecto gravitacional mayor que el de Mercurio. Hagan la prueba.