Indagan si asteroide hiper veloz es nave espacial camuflada

Cecilia Rivera

Martes 12 de diciembre de 2017

Su estructura alargada es similar a un cigarrillo, una forma muy inusual para este tipo de objetos espaciales.

Desde que fue detectado a mediados de octubre, el asteroide Oumuamua ha despertado interés mundial. Se trata del primer objeto descubierto hasta ahora que parece provenir de otro sistema. Sus características sugieren que no es gravitacionalmente dependiente del Sol, por lo que continuaría su viaje de regreso al espacio interestelar.

Con 800 metros de largo y 80 de ancho, su forma alargada similar a un cigarrillo, su trayectoria y la hiper velocidad con la que cruza el Sistema Solar (315 mil kilómetros por hora) tienen intrigada a la comunidad científica, ya que no hay un consenso sobre su procedencia.

Para ser un asteroide, Oumuamua tiene una forma muy inusual. Según expertos en transporte espacial a larga distancia del programa astronómico Breakthrough Listen, que busca señales de vida en el Universo, una forma de aguja o cigarrillo es el diseño más probable para una nave espacial interestelar, ya que minimizaría la fricción y el daño por gas o polvo espacial.

De ahí que algunos han esbozado la idea de que ese sería el caso de este asteroide. Es decir, que se trata de una nave espacial disfrazada de asteroide. Y eso es lo que quieren comprobar, o descartar, los investigadores de Breakthrough Listen.

Para ello, durante la jornada de este miércoles orientarán su radiotelescopio Green Bank, ubicado en Virginia, Estados Unidos, hacia el asteroide para buscar indicios de tecnología extraterrestre.

La primera fase de observación de Oumuamua tomará unas diez horas, divididas en cuatro etapas basadas en el período de rotación del objeto. Durante ese tiempo, el telescopio buscará señales de radio en varias frecuencias para detectar algún tipo de tecnología.

“Este instrumento podría detectar un transmisor con la potencia de un teléfono móvil en menos de un minuto. Aunque un origen natural es más probable, en la actualidad no hay consenso sobre su origen y Breakthrough Listen está bien colocado para explorar la posibilidad de que sea un artefacto”, explicaron los responsables de la iniciativa en un comunicado.

Hallazgos

Oumuamua fue descubierto el 14 de octubre por el proyecto Pan-STARRS 1 de la Universidad de Hawai, cuando pasó a 24 millones de kilómetros de la Tierra, unas 60 veces la distancia desde el planeta a la Luna. Actualmente, está a unas dos unidades astronómicas de distancia. Es decir, al doble del espacio entre la Tierra y el Sol.

El asteroide ya está siendo observado por el Allen Telescope Array del Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés), que no ha encontrado nada extraordinario hasta ahora.

Desde Breakthrough Listen explican que, aunque no se compruebe la teoría de la nave espacial, las horas de observación servirán para conocer mejor su composición y establecer si existe la posibilidad de que contenga agua, hielo o gas.