Cómo escapar de un atentado terrorista

Cecilia Rivera

Martes 19 de diciembre de 2017

Ministerio difunde recomendaciones como protegerse tras un muro y no tirarse al piso fingiendo estar abatido.

Cuando se cumplen apenas cuatro meses de los atropellos masivos ocurridos en las ciudades de Barcelona y Cambrils, en los que murieron 15 personas, y ante la gran afluencia de personas propia de las festividades de fin de año, el Ministerio del Interior de España lanzó una campaña para reforzar la seguridad ante posibles atentados.

A través de un video animado, el gobierno español entrega una serie de consejos a los ciudadanos sobre cómo actuar en caso de encontrarse involucrado en un atentado terrorista. Las recomendaciones se difunden en las redes sociales con el hashtag #QuéHacerEnUnAtentado.

Algunos de los consejos son conocer la ubicación de las salidas de emergencia en lugares públicos, protegerse tras un muro, evitar manipular objetos extraños y no tirarse al suelo ni fingirse abatido.

Desde los atentados del 17 de agosto en Barcelona y Cambrils, España se encuentra en nivel 4 de alerta antiterrorista de una escala de 5. Tras el lanzamiento de la campaña, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, recalcó que la intención no es alarmar a la población sino que esté preparada ante una situación de este tipo.

“La actividad preventiva de los cuerpos de seguridad del Estado está orientada a evitar los atentados. Y la experiencia nos dice que gran parte del éxito radica en la implicación de toda la sociedad en su propia seguridad”, dijo.

Recomendaciones

  1. En lugares de permanencia habitual, como el trabajo, o con afluencia masiva (cines, centros comerciales, conciertos, entre otros) se deben ubicar las salidas de emergencia. Si ocurre un ataque en espacios cerrados hay que utilizar dichas vías de escape y evitar los ascensores o moverse en zonas donde se pueda quedar encerrado o bloqueado.
  2. Si localiza cualquier bulto u objeto sospechoso no hay que manipularlo. Se debe alertar de inmediato al personal de guardia, las autoridades o las fuerzas de seguridad.
  3. En caso de atentado hay que actuar con calma, para evitar daños durante un intento de escape descontrolado. Cuando la ruta de evacuación es segura, hay que alejarse del foco de peligro.
  4. No detenerse a recoger pertenencias u objetos ni tirarse al suelo fingiendo haber sido abatido. Por lo general, los atacantes repasan a las víctimas.
  5. Alertar a otras personas para que no se aproximen al foco de peligro, pero sin detenerse a convencerlos. Ayudar a otros a escapar si se puede. Seguir todas las indicaciones del personal de seguridad.
  6. De no poder alejarse del peligro, hay que ocultarse. Si lo hace en una habitación debe cerrar la puerta, reforzarla y alejarse de ella, pero evitando quedar encerrado si no hay salidas de escape. Protegerse detrás de un muro u obstáculo resistente a armas de fuego. Una bala puede traspasar muebles, puertas o paredes.
  7. No hacer ruidos innecesarios para no ser detectado por los atacantes. Poner el teléfono en silencio. Cuando sea posible, sin delatar su posición, avisar a los cuerpos de seguridad e informar de aquello que recuerde.
  8. Cuando llegue el personal de seguridad hay que evitar movimientos bruscos que puedan considerarse una amenaza. Mantener las manos a la vista sin llevar nada en ellas que cree confusión y seguir las instrucciones de los agentes.

    18