Carlos Lampe, el escollo albo para la corona 32: "Me acomodan estos partidos, me gusta la presión"

Luis Valenzuela

Miércoles 06 de diciembre de 2017

En el Ester Roa el arquero boliviano se despedirá del equipo acerero y probablemente del fútbol chileno.

El 6 de septiembre de 2016 Carlos Lampe se vistió de villano: fue el gran responsable del empate sin goles entre Chile y Bolivia en el Estadio Monumental, que finalmente revirtió el fallo de la FIFA por la mala inclusión de Nelson Cabrera.

Para el meta altiplánico, que tan solo llevaba dos meses en Huachipato, esa actuación le dio fama y lo consolidó en el arco de su país. Tanto es así, que un año y medio después, su salida de Talcahuano es inminente.

“Podría ser mi último partido. Está la posibilidad de una venta y lo veremos con la dirigencia en su momento. Pero me gustaría despedirme bien. Uno quiere llegar a Europa, porque creo que he demostrado que puedo jugar ahí tranquilamente. México, Brasil y Argentina también son mercados atractivos”, dice a La Hora el oriundo de Santa Cruz de la Sierra.

“La experiencia en el fútbol chileno ha sido muy bonita, me gustó mucho cómo se juega. Hay buen ritmo. Acá cualquiera le puede ganar a cualquiera. Si me voy, será con la mejor impresión de este país. También dejo muchos amigos”, agrega el portero.

Antes de marcharse, Lampe planea dejar cero su arco ante Colo Colo en la última fecha del Torneo de Transición. “La verdad es que no nos jugamos nada. Queríamos conseguir algo más. En la Copa Chile estuvimos cerca, porque llegamos a semifinales. Como sea, el sábado tenemos que dejarlo todo, salir a la cancha a ganar”, reconoce el meta, uno de los hombres más experimentados del plantel que dirige César Vigevani.

“Quizás en el plantel hay pocos jugadores acostumbrados a este tipo de escenario. Hay muchos chicos y a los grandes nos toca ser el sostén. Saldremos a buscar el partido. No es nuestra cancha, pero somos locales”, reflexiona.

-¿Cuál es su valoración del juego de Colo Colo en el Torneo de Transición?
-Ellos han mejorado mucho, antes te salían a presionar y dejaban espacios. Eso les jugaba en contra. Pero han crecido mucho. Desde que llegué, contra Colo Colo en el torneo creo que no hemos perdido.

-¿Estos son sus partidos favoritos?
-Sí, la verdad es que me acomoda, estoy acostumbrado a jugar con presión. Me gusta. Con la selección me ha tocado jugar con 60 mil o 80 mil personas, además de lo que significa representar a todo un país.