Lanza Internacional: "No queríamos que nos quedara un disco pajero"

Pato Pérez

Viernes 10 de noviembre de 2017

La dupla compositiva central de Los Bunkers, Francisco y Mauricio Durán, unen fuerzas con el baterista mexicano Ricardo Nájera para dar forma el sonido de su nuevo proyecto, Lanza Internacional.

Nada parece como empezar de nuevo. La energía y entusiasmo al interior de las oficinas de la productora Evolución, es la misma que se vivía años antes cuando se trataba de los ambiciosos planes de Los Bunkers. Esta vez, dos de sus ex integrantes se pasean encantados con su nuevo ‘chiche‘: el álbum debut de su nueva banda Lanza Internacional, que marca una nueva etapa en sus vidas y que está disponible desde este viernes 10 en plataformas digitales como Spotify, Apple Music y Deezer.

“Nosotros después de Los Bunkers,  nos dedicamos a proyectos que no tienen que ver con el rock. Hicimos un disco de Los Ángeles Negros, después nos pusimos a trabajar con Pepe Aguilar, que es un músico de raíz mexicana que es muy importante, y estábamos un poco sacudiéndonos de la idea de tener una banda” explica Mauricio Durán, quien responsabiliza el nacimiento del proyecto a la amistad con Ricardo Nájera, baterista que ha sido parte de Furland, Instituto Mexicano del Sonido y Mexrrissey, con el que estrecharon lazos en una fiesta.

Todo comenzó en un cumpleaños de un amigo en común, cuando Nájera los invitó a su sala de ensayo que estaba desaprovechada. Luego de varias sesiones de improvisación, retomaron cada uno sus actividades, hasta que se reencontraron un año más tarde, en otro cumpleaños del mismo amigo. “Nos dijo que había estado escuchando las cosas que habíamos hecho, y que había un material que podría germinar y podría transformándose en un disco” apunta Mauricio, graficando el momento en que partió el plan para armar la banda.

Prontamente, Francisco Durán asumió el rol de la voz principal en las canciones, las cuales salieron en su mayoría impulsadas por los ritmos que mostraba Ricardo en la sala de ensayo. A su vez, Mauricio vivió una experiencia diferente al cambiar las guitarras por el bajo.

“Es muy curioso el proceso de identificarte con una nueva guitarra, un nuevo bajo que va a ser parte de una nueva historia, es un símbolo que es súper importante, y marca un camino en la banda” cuenta Ricardo, quien además de la simpatía y su cargo como baterista, es también quien ayuda a conciliar las dispares ideas de los hermanos Durán. “Queremos hacer varios discos seguidos en un lapso corto de tiempo, entonces, es importante para nosotros tomar decisiones, hacerlo corto, para que no sea tedioso” revela.

lanza internacional entrevista la hora 2

A diferencia de otros músicos, los ex Los Bunkers se caracterizan por no esconder las fuentes que sirven de inspiración constante para su material. Es más: el brazo de Mauricio es una prueba evidente al lucir actualmente tatuajes con la portada de “Movement”, ópera prima de New Order y otro inspirado en “There is a light that never goes out” de The Smiths. En el caso del disco, hay referencias desde líneas de canciones tomadas de Los Jaivas y Quilapayún, hasta detalles como las líneas de bajo de “Tomar el sol” y “Huellas digitales”, herederas del sonido de Peter Hook (Joy Division / New Order), los sintetizadores a-lo-Devo de “ME” y la introducción de “Invisible” con aires a los ochenteros A Flock of Seagulls, las que sintetizan el espíritu post punk y new wave del disco en general.

“Es como el tipo de sintes que nos gustan, (porque) no podríamos haber tocado trompetas y violines” apunta entre risas Mauricio Durán, idea que apoya su hermano quien aclara que los grupos mencionados anteriormente “rompieron un poco con el paradigma más Beatle que había antes, de la melodía y estructura de las canciones. En ese sentido (estas canciones) están más emparentadas con eso, y nosotros siempre hemos estado en nuestros trabajos anteriores, más ligados a ese paradigma más Beatle o Rolling Stones“, haciendo una clara diferencia con el sonido sesentoso de la discografía bunkereana.

-¿Existe algún aspecto que sintetice la intención del sonido de este álbum?
FD: Creo que un denominador común puede ser como lo físico del disco, nos dejamos mucho llevar lo que nos provocaba en la sala, cómo nos movíamos, y los ritmos que tiraba Ricardo y lo que podíamos hacer con eso. Cuando hacíamos el disco, pensamos mucho el “en vivo”, que las canciones funcionaran en un club o un festival, esa parte ya está integrada como de la génesis de las ideas.
MD: Lo que menos queríamos yo creo que nos quedara un disco pajero (risas). Es un proceso muy inverso al que Francis y yo estábamos acostumbrados a componer, porque generalmente antes armábamos los temas, los llevábamos a la sala de ensayo, los traspasábamos a la banda, y ahora es como todo al revés, salvo el caso de “Huellas digitales”. Partíamos de un ritmo que lanzaba Ricardo, y nos poníamos a montar figuras encima que nos resultaran como atractivas de escuchar y de tocar.

El primer recorrido de Lanza Internacional por Chile será extenso, con fechas en Concepción, Talca, Viña del Mar y tres presentaciones en la capital: una íntima en el Bar El Clan (viernes 17 de noviembre), en la Feria Pulsar (25 de noviembre) y el Festival Frontera (26 de noviembre). Y aunque no hay nada concreto, esperan poder regresar durante el mes de febrero en el próximo año, aprovechando que las actividades en México decaen en esas fechas.

lanza-internacional-chile-2017

Una canción para un amigo.

Uno de los ‘pitutos’ de este último tiempo fue el trabajo que los hermanos Durán hicieron para el especial de Fabrizio Copano en Netflix, “Sólo pienso en mi”, en el que aportaron con una bella balada inédita hasta ahora.

MD: Fue un pedido, él para su especial de Netflix necesitaba un tema introductorio y uno de amor, donde iba a ser su numerito arriba y toda la gente se iba a cagar de la risa. Entonces, (nosotros) siempre tenemos por ahí ideas grabadas y de hecho, ese tema partió de una idea muy antigua que teníamos, creo que la habíamos trabajado para “La Culpa” (2003), que no habíamos concretado, y siempre nos había gustado la melodía. Le presentamos varias ideas y esa fue la que le gustó y la terminamos y todo.

-¿Va a salir alguna vez en algún disco?
MD: No, no. Ahí quedó. Sólo fue un favor de amigos.