Brasil: escolares exhibirán su tipo de sangre en el uniforme

Cecilia Rivera

Miércoles 08 de noviembre de 2017

Medida pretende agilizar la atención médica en caso de ser alcanzados por una bala perdida, debido a los constantes tiroteos en las favelas.

No hay prácticamente un día en que los alumnos y profesores de las escuelas de la zona norte de la ciudad de Rio de Janeiro, en Brasil, no tengan que resguardarse para evitar ser alcanzados por una bala perdida.

Los constantes tiroteos que se desprenden de la guerra que libra la policía contra el narcotráfico en las favelas (asentamientos informales) pueden producirse al lado de un colegio, de un centro de salud, de un supermercado, de una plaza o de cualquier espacio público.

El año pasado fue uno de los más sangrientos. Según datos de la Policía Militar de Brasil, recogidos por El Mundo, entre enero y agosto de 2016 los agentes mataron a 720 personas, un 30% más que en 2015. Y en lo que va de 2017, cinco menores de edad han muerto a causa de una bala perdida.

Una de las consecuencias directas es el temor que se ha propagado en las escuelas, que constantemente obliga a las autoridades académicas a cerrar los establecimientos cuando la violencia llega a un punto insostenible.

En el último período, sólo siete días han funcionado normalmente las 439 escuelas de Rio de Janeiro. Así, unos mil alumnos por día no han podido ir a clases, más de 150 mil han perdido al menos dos días de escuela y más de 9 mil han estado hasta tres meses sin ir al colegio.

Ante esta situación, la Cámara de Concejales de Brasil firmó la Ley Municipal 6.062, que exige a los alumnos de escuelas públicas y privadas de Rio de Janeiro a usar uniformes que indiquen en un lugar visible su grupo sanguíneo (del tipo A-B-O) y factor Rh (positivo o negativo). La idea es agilizar la atención médica en caso de que los niños reciban un balazo.

La información debe fijarse en la parte superior derecha del uniforme, ya sea blusa, camiseta o abrigo, y puede ser pintada, bordada o pegada de cualquier forma que sea permanente.

Polémica

El alcalde de Rio de Janeiro, Marcelo Crivella, había impugnado la normativa por considerar que la ley violaba el principio de la separación de poderes y cargaba con más responsabilidades al municipio.

Sin embargo, esta semana, el Tribunal de Justicia del Estado desestimó el recurso de Crivella y declaró que la normativa es constitucional, por lo que entrará en vigencia cuando inicie el próximo período escolar, en el primer trimestre de 2018.

“Es una medida importante ante la violencia que sufre la ciudad. La identificación del tipo sanguíneo facilita el tratamiento médico inmediato y ante la desgraciada realidad de ver a niños heridos por balas perdidas, esta ley es una necesidad”, dijo el juez, Gabriel de Oliveira Zéfiro.