La luz y el color se toman noches de Santiago con festival internacional

Carola Julio

Miércoles 18 de octubre de 2017

Las proyecciones de luz son una tendencia artística mundial que llega gratis a Chile con el primer festival internacional en la capital.

Küze, una palabra que viene del mapudungún y significa iluminar. Esa es la inspiración para el primer festival de luces que se realiza en Santiago, el “Küzefest”, cuyo objetivo es posicionar el arte de intervenir espacios públicos a través de proyecciones lumínicas sobre edificios.

La técnica deriva del videomapping, que consiste en proyectar efectos de luz sobre estructuras o superficies y hacerlas irreconocibles, dándoles un nuevo significado a través del efecto de la iluminación.

Los organizadores del primer festival de luces de Santiago, Octavio y Andrea Gana, tienen camino recorrido en el tema del mapping. Ambos ganaron el premio del público en la cuarta versión del Festival Internacional Circle of Light de Moscú, en el que presentaron una intervención de luz basada en el pueblo selknam y su ritual del paso de los jóvenes de la etnia a la adultez.

Esa fue su motivación para hacer un festival de corte internacional en Santiago, y gratuito.

“Viendo festivales de luces afuera, pensamos que Santiago necesitaba un festival porque hay audiencia para esto. Por ejemplo, cuando se hizo el mapping en La Moneda estuvo lleno de gente y a la gente le gusta”, dice Andrea.

Según relata, el año pasado se hizo una versión preliminar y la idea de los organizadores es que “siga en el tiempo y abarque más lugares”.

Encandilados

Los ejes donde se presentan las obras son el Parque Forestal y el Parque Quinta Normal, que verán intervenidas las fachadas de los museos y el espacio del parque en sí mismo. Las proyecciones se realizarán hasta el sábado, entre las 21 y 23 horas. El escenario, según sus organizadores, es el ideal para conjugar la idea de la naturaleza y la luz, el leitmotiv del festival.

“La temática es la energía de la naturaleza, y aprovechando el contexto que son dos parques se conecta con esta temática. Vivimos en una ciudad que para poder estar en contacto con la naturaleza muchas veces uno espera las vacaciones. Esta es una forma de traspasar esa energía en una obra como esta, de traspasar esa energía”, dice Gana.

Hoy en el Museo Nacional de Bellas Artes y en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) del Forestal funcionará el “efecto pedal”, que funcionará gracias a los espectadores que concurran y pedaleen en unas bicicletas especialmente instaladas para el evento, donde generarán la energía para alimentar el videoproyector.

En el MAC también funcionará el openmapping que es una programación amateur, en la que cualquier persona podía sumarse a proyectar su trabajo. Durante estas jornadas se exhibirá el trabajo de dos invitados internacionales referentes en mapping: AVA (México) y VJ Vigas, quienes proyectaran obras de autor.

En el eje Quinta Normal la cosa cambiará un poco. La idea es que el público pueda interactuar y jugar con la imagen. A través de unas plantas se podrá modificar la proyección. También habrá un domo con proyecciones en 360°.

Sólo por el día viernes, se suma el Museo Nacional de Historia Natural, donde habrá una muestra de mapping infantil en el que se mostrará un proyecto hecho por niños que recrea la historia de la ballena que está en la entrada del museo.

“Por primera vez se está uniendo la gente que hace mapping, las empresas, los artistas, en impulsar el trabajo que se hace en Chile con la luz”, dice su organizadora, y agrega que la instancia es única por mostrar trabajos de calidad y gratis.