Estudio expone dura realidad de mujeres encarceladas

Carola Julio

Miércoles 11 de octubre de 2017

Cerca de un tercio tiene problemas con las drogas y un 71% ha sido agredida por su pareja alguna vez.

El 71% de las mujeres que están en la cárcel afirma haber sido víctima de algún tipo de agresión de parte de sus parejas. Esta y otras cifras fueron reveladas por un estudio realizado por la Universidad Católica, Fundación San Carlos de Maipo y Fundación Colunga.

El informe, que está en una etapa preliminar, asegura que las mujeres encarceladas responden a dos grandes perfiles: las que tienen penas privativas de libertad por hurto, quienes tienden a manifestar mayores problemas por consumo de drogas y expresan un sentido de identidad más vinculado al delito; y un segundo grupo de mujeres adultas condenadas por tráfico de drogas, que declaran un menor y más tardío involucramiento delictual.

En la muestra, un 32% de las entrevistadas declara haber consumido cocaína y pasta base en el último año, un 11% presenta síntomas de abuso de drogas y un 29% problemas de dependencia a estas sustancias. Un 32,6% ha estado privada de libertad dos a cuatro veces antes, y casi un 90% de las entrevistadas son madres.

Para la coordinadora de la investigación, Ana Figueroa, “debe existir una mirada diversificada con enfoque de género” para poder aplicar la reinserción de manera eficaz.

Marcelo Sánchez, gerente de Fundación San Carlos de Maipo, sostiene que “es necesario avanzar en facilitar los procesos de inserción social y laboral. En la medida que generamos mejores condiciones para obtener un trabajo o reunificar una familia hacemos posible no sólo la reinserción efectiva, sino que reducimos factores de riesgo”.