¿Por qué creemos las noticias falsas de WhatsApp?

Emma Antón

Domingo 01 de octubre de 2017

Desconfianza y flojera son algunas de las causas que señalan expertos para que validemos comunicaciones poco veraces.

El audio que circuló la semana pasada por WhatsApp, en el que se anunciaba un destructor terremoto en la zona central de Chile, fue tan compartido que motivó que instituciones como la Onemi y el Centro Sismológico Nacional hicieran una denuncia ante la PDI contra los creadores del archivo.

La conversación entre dos hombres y una supuesta vidente, que discuten una serie de datos sin ninguna fuente y en la que se detalla un fuerte movimiento telúrico que sacudirá a Chile, lleva a preguntarse por qué muchas personas creen algo así.

Para Daniel Halpern, académico de la Facultad de Comunicaciones de la U. Católica, hay tres razones por las cuales las personas creen estas noticias falsas. “Por una parte hay una sensación de desconfianza muy grande. En un ambiente de confianza mayor hacia las autoridades no tendría por qué haber una creencia tan grande hacia este tipo de noticias”, indica.

En el estudio “El lado B de internet”, liderado por Halpern, sólo un 41% de los encuestados estuvo de acuerdo en que los medios de comunicación tradicionales entregan noticias confiables.

Otra de las causas es que el archivo por lo general es enviado por alguien conocido, lo que confunde a quien recibe y lleva a validar la información porque proviene de una persona en quien se confía.

El docente es categórico: “La gente es floja. Las personas deberían contrastar, hoy en día con la cantidad de información que hay en internet se puede contrastar o verificar la información que aparece, sin embargo, nadie lo hace”.

En el mismo estudio, un 17% reconoció que compartió noticias falsas por redes sociales, descubriendo que eran falsas después de difundirlas.

Lionel Brossi, profesor del Instituto de la Comunicación e Imagen (ICEI) de la U. de Chile, se especializa en comunicación digital y concuerda con que las personas deberían ser más críticas y no creer de inmediato (ver consejos).

“En el audio de WhatsApp está hablando una médium, es decir, hay herramientas que permiten cuestionar el mismo mensaje antes de ser compartido”, asegura.

Sobre las motivaciones de una persona para crear este tipo de información, Brossi reflexiona que tiene que ver con la reputación en línea que busca, interesándose en que los contenidos que genera sean compartidos más veces o tengan más likes.

“Eso les da determinados grados de satisfacción y muchas veces no lo hacen con la intención de impactar realmente a nivel social, pero en la práctica tienen un impacto, como lo vimos con el caso de la semana pasada”, dice.

Florencio Utreras, el único chileno en el Salón de la Fama de Internet y quien es considerado como padre de la web en nuestro país, opina que el uso que se le da a esta herramienta de comunicación es tan buena o tan mala como la misma gente.

“No va a ser mejor ni peor que lo que somos los seres humanos como sociedad, es un reflejo de ella, vamos a tener cosas maravillosas y cosas malas. En internet está todo lo que es la comunicación humana, con sus aspectos positivos y negativos. No vamos a corregir en internet lo que no hemos corregido en la sociedad”, indica el profesor titular de la Escuela de Ingeniería de la U. de Chile.

Consejos

  • Dudar
    No creer, o al menos dudar, de los titulares sensacionalistas o rimbombantes.
  • Revisar URL
    Muchas noticias falsas que se comparten se hacen a través de un link que podría infundir confianza, sin embargo, se ha hecho un pequeño cambio.
  • Verificar
    Contrastar las fuentes, verificando la noticia en otros medios.
  • No guiarse por la foto
    Fotos y videos también deben ser puestos en duda, ya que pueden ser falseados. Para revisar el origen de una foto, por ejemplo, se puede buscar con el mismo archivo en Google.