Tenista chilena debuta en grande a los 15 años

La Hora

Martes 19 de septiembre de 2017

Es la única raqueta nacional nacida en el siglo XXI que ha disputado el cuadro principal de un torneo adulto.
Gabriel Arce

Precoz como los grandes del tenis, a los 15 años Jimar Gerald ya pisa fuerte en el circuito profesional adulto. Ayer, en el torneo ITF de Hammamet, Túnez, la chilena consiguió algo histórico: se convirtió en la primera raqueta nacional nacida en el siglo XXI, ya sea hombre o mujer, en ganar un partido de un cuadro principal en un torneo profesional.

La víctima fue una española nacida en el siglo pasado, Guiomar Maristany, que ocupa el casillero 578 de la WTA. Con temple y pese a ceder la segunda manga, la chilena batalló por más de dos horas y media para conseguir su primera victoria por parciales de 6-3, 5-7 y 6-2 ante la hispana casi cuatro años mayor.

Así, la oriunda de Iquique que sueña con conseguir el número uno del ranking femenino se instaló en los octavos de final del certamen tunecino, que reparte un premio total de 15 mil dólares.

Gerald, que llegó al país africano sin ranking, aparecerá oficialmente el próximo lunes en el listado de la WTA. Con eso, además, será la tenista chilena más joven con un casillero en el escalafón mundial.

En la segunda ronda de Hammamet, la nortina espera el cruce entre la italiana de 20 años Francesca Bullani (1139° del mundo) y la experimentada sueca de 27, Marina Yudanov (sin ranking).

SALTAR ETAPAS 
Jimar disputó hasta el año pasado los torneos del circuito de la Confederación Sudamericana de Tenis. En diciembre de 2016 se ubicó en el segundo puesto de la región en la categoría sub 14. En vista de sus condiciones, la iquiqueña decidió saltarse la serie sub 16 y entrar de lleno al circuito femenino profesional.

“Me dediqué en un ciento por ciento a este deporte porque con mi familia creímos que no era compatible con una vida normal. Se requiere de mucho trabajo y dedicación para triunfar en el tenis”, expresó Gerald a TenisChile tras ingresar al cuadro principal en Túnez.

“Es la primera vez que juego un torneo profesional y solo tengo 15 años. Además, jugar con niñas mucho más grandes que yo y poder ganarles de verdad me pone contenta”, cerró la oriunda del Norte Grande.