Natalie Burn: la actriz ucraniana que encandiló a Banderas está en Chile

Ignacio Tobar

Lunes 11 de septiembre de 2017

La actriz y productora viene a Suspense, una cita de cine donde busca “ideas salvajes” para llevar a la pantalla.

Natalie Burn no pasa inadvertida. Es ucraniana, mide 1,72 mts, tiene los ojos azules y una figura de modelo top. Esta actriz y productora nacida en Kiev encandiló en 2014 al galán hispano Antonio Banderas, con quien protagonizó un bullado baile en el Festival de Cannes de ese año. La performance le costó caro al español, ya que los medios aseguraron que fue la causa de la separación de Banderas y Melanie Griffith.

Para Burn el chisme significó su bautizo mediático y la hizo visible en Hollywood. “Antonio es uno de los mejores bailadores que conozco”, dice ella en Chile, hasta donde llegó para ser parte de Suspense, un encuentro de cine que parte hoy en Concepción y en el que esta ucraniana buscará encontrar guiones, ideas y actores para producir sus filmes.

“Fue en la premiere de Los indestructibles 3 en Cannes, el vio mi vestido y dijo que parecía una bailaora de flamenco y yo dije ‘quizás’. Entonces tomó mi mano y me dijo ‘bailemos’. Un fotógrafo hizo click y listo. En un momento eres una persona y mañana eres otra. Siento que ese baile ayudó a mi exposición y sirvió porque mi valor como ‘estrella’ subió. Pero quiero que me conozcan por mis películas y no por ser la chica que bailó con Banderas”, detalla.

Burn conoce Chile por su vínculo con el director chileno Patricio Valladares. “Él me invitó a venir para ser jurado en este festival-mercado. Sé de Chile porque hace un año y medio filmé una película aquí, Downhill, con Patricio Valladares, he estado en Santiago y fuera de Santiago. Me gusta la ciudad, es divertida, tiene buena energía. Me gusta que puedes viajar cinco horas y estar en el norte o el sur”.

Su misión en Suspense, que culmina el 14 de septiembre, será descubrir potenciales filmes para producir. “Estoy buscando ideas, no leo los guiones primero, leo la sinopsis y encuentro una línea o una frase que me cautiva, que me interesa. Busco originalidad, algo único que no se haya hecho antes, busco riesgos, me encanta tomar riesgos, me encanta algo que sea salvaje, ya sea una comedia salvaje o una película extremadamente gore, no importa. Me gustan los guiones y la gente que se arriesgan. Creo que como seres humanos no podemos estar viendo lo mismo una y otra vez. Dicen que solo hay seis historias que se repiten y lo interesante de esas historias son los personajes y eso es otra cosa que busco en los guiones, a los personajes”.

Esta ucraniana que también compartió set con Kevin Costner en la cinta Criminal en 2016, cree que la forma de abrirse camino en la industria es “subirse al avión, ir a las escuelas y talleres de Hollywood, estar rodeada de las personas correctas”.

-¿Cuánto te sirve la belleza ucraniana?
-Dicen que las ucranianas son las más bonitas, pero he estado en todo el mundo y veo a la belleza de manera objetiva, encuentro cosas bellas diferentes, para mí la belleza es algo único. No sé si las mujeres más bonitas son de Ucrania, para mí a veces es lo mejor o una maldición. Me cuesta no ser vista solo como una chica Bond, aunque no me molesta, pero al mismo tiempo me encantan los papeles de carácter, y no importa cuántas veces les he dicho a los directores y productores que soy una actriz seria, toma tiempo y esfuerzo romper con lo que están viendo.

-¿Fuiste la causante del rompimiento entre Banderas y Griffith?
-Claro que no. Todo el que quiera terminar, va a hacerlo estés tú ahí o no, no creo haya sido la causa de ello.

-De las estrellas de cine que conoces ¿cuál es la más buena onda?
-Kevin Costner. Conocí a Kevin cuando trabajamos en Criminal, es muy lindo, es inteligente, es extremadamente motivado. Además de ser un gran director y actor y fue una persona muy linda. No era una estrella, era solo un actor en el set tratando de encontrar su rumbo, la manera de hacer su personaje real.