Los riesgos de abusar del Omeprazol y los antiácidos en fiestas patrias

María Eugenia Durán

Lunes 11 de septiembre de 2017

Especialistas llaman a no automedicarse, pues todos los remedios pueden generar reacciones adversas.

Sin duda los problemas gástricos arrecian en septiembre debido al alto consumo de platillos típicos y brebajes dieciocheros. Sin embargo, los especialistas llaman a no caer en la tentación de automedicarse con productos como el omeprazol o abusar de los antiácidos, pues todos los medicamentos pueden generar reacciones adversas.

“Durante todo este mes crecen claramente las consultas por malestares estomacales”, confirma Álvaro Gutiérrez, médico general de Clínica Vespucio, quien agrega que muchos de los pacientes que atienden en estos días pueden haber hecho mal uso de productos como el omeprazol o abusan de los antiácidos. “Si alguien siente estos malestares puede tomar antiácidos por un par de días, pero si persisten lo mejor es consultar al médico porque puede tratarse de algo más serio”, explica, descartando por completo utilizar productos como el omeprazol “que pueden causar males mayores a futuro”.

Clarissa Gondim, académica de la carrera de Química y Farmacia de la Universidad San Sebastián, explica que mucha gente que alguna vez consumió omeprazol -para el tratamiento de úlceras gástricas o reflujo gastroesofágico- continúa utilizándolo después para aliviar malestares estomacales o lo ingiere antes de comer, supuestamente para prevenir estos dolores, pero sin control médico. “Su prescripción siempre debe ser realizada por un médico y no se debe consumir si no existe un tratamiento específico”, advierte la químico farmacéutica, quien añade que el uso prolongado de este medicamento sin supervisión médica puede causar “osteoporosis, además de problemas renales, como nefritis aguda”.

“En 2010 el Instituto de Salud Pública sacó una nota informativa -que fue actualizada en 2012- respecto a este tipo de medicamentos que pertenecen a una familia que se llama Inhibidores de la bomba de protones (IBP) y que si son usados en una dosis mayor a la adecuada y por periodos prolongados pueden llevar al paciente a un riesgo de fracturas principalmente en muñecas y caderas”, agrega Verónica Vergara, jefa (s) del Subdepartamento de Farmacovigilancia del ISP.

Vergara advierte que una condición básica con cualquier tipo de remedio, no sólo con el omeprazol, es que nunca deben ser usados una vez terminados los tratamientos para los que fueron recetados. “Aunque tengamos estos medicamentos en casa nunca deben ser usados nuevamente porque nos parece que nos sentimos mejor cuando los tomamos y tampoco se pueden recomendar al vecino o a un pariente”, asegura.

Gondim añade asimismo que el uso del omeprazol puede generar síntomas adversos en el corto plazo, como cefaleas, estreñimiento y náuseas. “También hay que tener mucho cuidado con las personas que toman varios fármacos y la interacción que estos tienen, especialmente en el caso de los antitrombóticos”, apunta.

actualidad-02

Uso ocasional

A diferencia del omeprazol, que requiere receta médica para su venta, los antiácidos se adquieren fácilmente en cualquier farmacia, ya sea en tabletas o como solventes en agua. “Su función es reducir los síntomas relacionados a la secreción ácida, como el dolor abdominal y sensación de ardor estomacal”, indica la académica de la USS, aconsejando que su uso sea “ocasional y por un periodo corto, acompañado de una alimentación saludable”.

Vergara apunta que pese a que estos medicamentos de venta libre tienen menos riesgos asociados, todos los remedios pueden provocar efectos adversos. “Cuando encontramos un medicamento más al alcance de la mano, de venta sin receta médica, de igual forma debemos seguir las recomendaciones de prescripción que vienen dentro de la caja, que nos dice cómo utilizarlo, cuál es la dosis más adecuada, en qué horario del día tenemos que utilizarlo”, añade.

En cuanto a los efectos que pueden generar, Gondim afirma que dependerán de la composición del antiácido: “Van desde estreñimiento, diarrea o náuseas, hasta meteorismo (gases) en el caso de los que contienen bicarbonato”.

Ventas en Chile

Una auditoría a las principales farmacias del país realizada por IMS Health Chile muestra que sólo en septiembre de 2016 se vendieron en el país 2.999.000 cajas de antiácidos, mientras durante todo el año pasado la cifra superó las 36 millones de cajas. En tanto, de acuerdo a cifras del ISP, durante todo el año pasado se vendieron en el país 1.885.631 cajas del principio activo omeprazol, registrándose una leve disminución respecto a años anteriores, tendencia que ha venido observándose en el último quinquenio.

“La tendencia en el consumo del omeprazol en el país es a la baja”, explica Verónica Vergara del Instituto de Salud Pública, quien no descarta que la gente esté tomando conciencia de los peligros de automedicarse. “Desde el ISP en el último tiempo se han hecho fuertes llamados a la comunidad a que utilice los medicamentos de forma correcta, sobre todo estos medicamentos que se expenden bajo receta médica, para que estén prescritos por un médico y se utilicen de forma adecuada para evitar riesgos en los usuarios”, apunta.