Ex modelo es la nueva directora de comunicación de Trump

Claudia Maldonado

Miércoles 13 de septiembre de 2017

Hope Hicks es la tercera persona que ocupa este cargo en los 8 meses que el magnate lleva en la Casa Blanca.

Hope Hicks, una ex modelo de 28 años, fue confirmada como la nueva directora de comunicación de la Casa Blanca, es decir, quien está a cargo de la situación mediática del Presidente de Estados Unidos.

Hicks ocupaba el cargo interinamente desde fines de julio, tras la renuncia de su antecesor, Anthony Scaramucci, quien estuvo en ese puesto solo diez días, en los que generó varias polémicas, como cuando criticó groseramente a otros miembros del gobierno: “Es un jodido paranoico y esquizofrénico”, dijo sobre el jefe de gabinete.
Scaramucci había reemplazado a Mike Dubke, quien renunció a fines de mayo aduciendo motivos personales. Sin embargo, desde que asumiera, en febrero, hubo dudas respecto de su relación con Trump, quien según la prensa nunca confió plenamente en él.

LEALTAD
Todo lo contrario ocurriría con Hicks, quien ha colaborado con la familia Trump desde 2013, cuando la joven tenía solo 25 años, y desde entonces ha sido una de sus más fieles y apreciadas asistentes.

Hicks trabajó como modelo y se graduó en Inglés en la Universidad Metodista del Sur de Dallas, donde destacó como deportista. Entró a trabajar como relacionadora pública en la compañía Hiltzik Strategies, cuyos servicios fueron contratados por Ivanka Trump, hija mayor del Presidente, para su empresa de modas.

Ambas mujeres establecieron una estrecha relación y Hicks llegó a desfilar algunos de los diseños de Ivanka. Poco después, en octubre de 2014, se hizo cargo de las relaciones públicas de la compañía inmobiliaria de Donald Trump.

Cuando el magnate empezó su campaña en las primarias republicanas le pidió a la ex modelo que se uniera a su equipo, donde Hicks se hizo cargo, entre otras cosas, del Twitter de Trump. Según la BBC, por entonces la joven intentó regresar al mundo del modelaje, pero Trump la persuadió para que se mantuviera junto a él en su incursión política.

Según miembros de la oficina presidencial citados por el diario Washington Post, Hicks nunca intenta hacer cambiar de idea a su jefe, algo que sería de todo el gusto del Presidente Trump.

Poder en las sombras

  1. Hicks ha mantenido un perfil bajo. No ha dado entrevistas y evita las apariciones públicas. Hasta ahora ocupaba un pequeño despacho junto a la Oficina Oval, donde trabaja el Presidente.
  2. Forma parte del círculo más íntimo del mandatario, siempre a su lado en viajes y entrevistas. Por ejemplo, Hicks estuvo en el reducido grupo de personas que participaron en la audiencia que el papa Francisco concedió a Trump en mayo.
  3. Algunos consideran que desde que Trump asumió, el 20 de enero, Hicks ha ejercido en las sombras el cargo de directora de comunicación. Entre sus desafíos están evitar las filtraciones a la prensa, así como reducir las intrigas y controversias en la Casa Blanca.