Captadores Online: El equipo de los que sobran

La Hora

Lunes 25 de septiembre de 2017

Captadores Online reúne a cerca de 300 jugadores que buscan una segunda oportunidad. Hay de Isla de Pascua, Chiloé y hasta algunos inmigrantes.
Gabriel Arce

En el fútbol, la mezcla entre el talento, la dedicación y la mentalidad son primordiales para hacer una carrera profesional como jugador. La fortuna, sin embargo, es un bien escaso.

Opacados en pruebas masivas para equipos profesionales o desechados en las juveniles por simples características físicas, el plantel de los talentos que sobran ya tiene nombre: el equipo de Captadores Online.

Sujeto a la idea de que muchos cracks se perdían en Chile, Fernando Tagle y Gonzalo Salinas plantearon una idea simple pero innovadora: fusionar internet y las pruebas directas para recoger las promesas perdidas.

“Todo comenzó en la universidad. La idea fue aprovechar el factor social del fútbol de alto rendimiento para captar aquellos jugadores que, teniendo las condiciones, por uno u otro motivo no están en las cadetes de clubes profesionales”, explica Tagle, socio fundador de Captadores.

Esa idea se materializó hace cuatro años y ya cuenta con tres sedes de entrenamiento. “Entregamos las mejores herramientas para que nuestros jugadores compitan y entrenen en las mismas condiciones que cualquier equipo importante”, comenta Tagle, mientras ve desde una orilla de la cancha el duelo entre su selección (categoría 2000) y Santiago Morning en el Complejo de Conchalí. En efecto, los dirigidos por Marco Gutiérrez, uno de los técnicos de la escuela, estuvieron cerca de ganarle al Chago en un disputado duelo 3-3. “El trabajo es muy serio y siempre se logra un avance futbolístico en los chicos. Buscamos que la diferencia con los profesionales sea mínima”, explica Gutiérrez, quien trabajó en Colo Colo, la U y Cobreloa, y dirigió, entre otros, a Arturo Vidal.

El Repechaje de sus carreras
En la actualidad cerca de 300 deportistas entrenan en Captadores, en 13 categorías y con un equipo multidisciplinario de 25 profesionales. Según cuentan, más de 90 jugadores cumplieron el sueño de saltar de sus filas a las juveniles de clubes profesionales. “Los chicos siempre llegan por la postulación en la página. Nosotros los seleccionamos por pruebas directas que se realizan todos los meses. También permitimos que los de regiones nos envíen sus videos”, explica Tagle, agregando que la misión “es crecer para convertirse en el centro de innovación y alto rendimiento más exitoso de Sudamérica”.

Por lo mismo, tras un viaje a Portugal, concretaron la primera alianza internacional con el Sporting de Lisboa. De hecho, ayer llegó a Chile André Lourenço, encargado de la captación en Sudamérica, y que estará una semana para seleccionar talentos y exportarlos a la Ciudad Deportiva del Sporting.

 El Juan Arango de La Cisterna:
81

Oriundo de La Guaira, Venezuela, Alejandro Febres (16) destaca en toda la banda izquierda. Con un paso por el Caracas FC, el futbolista llegó hace un año a Chile. “Soy un jugador rápido, ágil y habilidoso. Mi ídolo venezolano es Arango y ahora me gusta cómo juega Yeferson Soteldo. Quiero debutar acá y después salir a jugar al extranjero”, dice el extremo izquierdo que vive en La Cisterna.

 

El centrodelantero chilote:

82
Por perseverancia Robinson Peredo (18) no se queda. Nacido en Chiloé, lo intentó en Talcahuano antes de llegar a la escuela de fútbol. “Hace dos años me echaron de Huachipato porque decían que tenía condiciones pero mi juego era muy lento. Llegué hace tres meses a Captadores y mi ilusión es ser cadete de algún equipo para llegar a la selección en un futuro”, dice el isleño .

De la escuela a Magallanes:

83

Cinco meses bastaron para Tomás San Martín (18). Tras un partido entre Captadores y Magallanes, los de la Academia no dudaron en integrarlo de inmediato. “Ya llevo un año y medio en el club. El campeonato pasado hice seis goles en la juvenil y llegamos a semifinales”, comenta el espigado delantero que se inspira en Robert Lewandowski y sueña con jugar en el extranjero. Está a pasos del primer equipo.