Yasmani Acosta y su primera medalla representando a Chile: “Es un gran logro, ya que estuve dos años inactivo”

Luis Valenzuela

Jueves 24 de agosto de 2017

El bronce del luchador cubano que compite por Chile es inédito para un exponente de Sudamérica.

En los últimos dos años Yasmani Acosta (28) ha trabajado la paciencia tanto como su fuerza. El luchador grecorromano estuvo ese lapso sin competir, después de desertar de la delegación cubana en abril de 2015.

Su retorno al alto rendimiento, con los colores de Chile gracias a una autorización, ha compensado esa espera: esta semana ganó bronce en la categoría hasta 130 kilos en el Mundial de Lucha Olímpica de París, logro inédito para un especialista representante de Sudamérica. “Ese hito me pone muy feliz, porque esto impulsa a muchos atletas jóvenes y niños. Me hace feliz poder influir en el deporte de alguna manera”, dice Acosta a La Hora.

Antes de su hito en la capital de Francia, el luchador ganó una plata en los Panamericanos específicos, además de dos oros: en el Gran Premio de España y en el de Rumania. “La gira por Europa me sirvió de preparación para este mundial, así que me siento muy realizado por este resultado que se da en corto tiempo”, reconoce el deportista, oriundo de Agramonte, en la provincia de Matanzas.

-Durante tu paso por España te reencontraste con tu padre. ¿Cómo impactó ese encuentro en tu preparación?
-Llevaba nueve años sin verlo y gracias a mi participación en el Gran Premio de España me reencontré con él. Fue algo que me estimuló bastante, influyó en mi resultado en ese torneo.

-¿Cómo ha sido la percepción de tu trabajo por parte de los chilenos?
-Me quedo sin palabras, he sido recibido de la mejor manera. Todos me apoyan, todos me quieren. Se me ha hecho muy fácil entablar amistad en Chile.

-¿Esperabas conseguir este bronce?
-La medalla mundial es un logro muy grande, ya que estuve dos años inactivo en el deporte. Yo hago un deporte olímpico donde los mundiales y todos los eventos son muy, muy fuertes. Por la medalla había que luchar porque un mundial no es fácil. Había que darlo todo. Debido al nivel que requería la experiencia como atleta, sabía que podía conseguirla.

-¿Crees que te ayudará a conseguir la nacionalidad por gracia?
-Eso se está viendo desde hace mucho antes de la gira y este resultado. Ahora es asunto de que se reúna el diputado que me está ayudando con la Federación de Lucha para hacer la gestión de nacionalización.

-Has tenido un período de mucha competencia. ¿Proyectas un descanso?
-Regreso a Chile el 28 y no tendré mucho descanso, falta un Sudamericano en Venezuela en un mes y medio más. Después de eso hay que ver qué deciden el entrenador y la federación.