Las novedades que trae la nueva Línea 6 de Metro

Emma Antón

Lunes 25 de septiembre de 2017

Ya comenzó la marcha blanca sin pasajeros. La automatización será clave en el recorrido que abrirá al público en octubre de este año.

La Presidenta Michelle Bachelet fue la encargada de inaugurar ayer la marcha blanca en la Línea 6 de Metro, que abrirá sus puertas a la ciudadanía a partir del último trimestre de este año. Por el momento, sólo operarán los carros vacíos, para poner a prueba el nuevo trayecto.

“Aquí empiezan las pruebas finales, el ensayo general de una esperada línea de Metro que va a beneficiar a más de un millón de habitantes de las comunas de Cerrillos, Pedro Aguirre Cerda, San Miguel, San Joaquín, Ñuñoa, Santiago y Providencia. Con esta línea es primera vez que el Metro llega a las comunas de Cerrillos y Pedro Aguirre Cerda. Por unas semanas se van a poner a prueba los trenes y el sistema, para empezar a funcionar en el más breve plazo posible”, dijo Bachelet.

En el proceso de marcha blanca se prueban las funcionalidades de la nueva línea, como la circulación de trenes, sistemas asociados, equipamiento de las estaciones y entrenamiento del personal, entre otros aspectos, para verificar todas las condiciones necesarias para la operación.

mapita metro

La nueva línea tiene un 96% de avance. El nuevo trazado además incorpora tecnología de vanguardia en materia de transporte subterráneo, ya que tendrá trenes con pilotaje automático, puertas de andén, máquinas de carga autoservicio, energización área vía catenarias y puertas de entrada y salida.

La Mandataria recalcó que el próximo año, durante el segundo semestre, también comenzará a operar la Línea 3, que junto a la 6 incrementarán la red de Metro en un 40% con 28 nuevas estaciones.

Con ambas líneas, sumadas a la construcción de la Línea 7, en 2025 la empresa de transporte alcanzará una red de 174 kilómetros, la más grande de Sudamérica y el tercer metro más extenso a nivel iberoamericano (luego de Madrid y Ciudad de México).

Rodrigo Azócar, presidente de Metro, sostuvo que “aportará bienestar y dignidad a millones de ciudadanos, es fruto de un trabajo acucioso e inclusivo, en el que no sólo hemos escuchado, sino involucrado a las comunidades de manera directa. Un trabajo en el que no sólo hemos buscado generar valor social y urbanístico, sino que también hemos buscado proteger la historia, memoria y el patrimonio de la ciudad”.

A_UNO_814946

Preocupación

Eric Campos, vocero del sindicato de trabajadores de Metro, mostró preocupación por algunas innovaciones. “Nos parece que es una buena noticia para la ciudad, pero pone al centro, en el caso de los trabajadores de Metro, una discusión que nos reventó en la cara, que es la automatización. El proyecto de la Línea 3 y 6 elimina puestos de trabajo: no habrán conductores, cajeros ni asistentes de andén, entonces nos preocupa que la automatización vaya terminando con puestos de trabajo”, indicó.

“Sabemos que no nos podemos oponer a la tecnología y a la automatización, pero también creemos que no es posible que se terminen con puestos de trabajo al interior de la empresa. Vemos con mucha preocupación el proyecto que hay en Cerro Blanco, donde se sacaron las boleterías y se pusieron máquinas expendedoras de boletos y tarjetas”, dijo Campos.

El temor de los trabajadores es que el sistema de automatización de las nuevas líneas sea replicado en las estaciones antiguas.

A_UNO_814947

Algunas innovaciones

  • Puertas de entrada y salida
    Ya no habrán torniquetes en las nuevas líneas, sino que puertas de entrada y salida. Para entrar sólo es necesario validar con la tarjeta bip!, mientras que para salir las puertas se abrirán de forma automática.
  • Sillas plegables
    Los nuevos trenes contarán con asientos abatibles al costado de las puertas. Cada silla permite que se siente una persona, y en el caso de estar arriba, pueden ir dos personas de pie en el mismo espacio.