El drama de los pacientes electrodependientes

Carola Julio

Lunes 25 de septiembre de 2017

Tras el fallecimiento de una anciana en San Miguel, asociación que agrupa a estos enfermos exige soluciones.

Una anciana de 102 años falleció en San Miguel por los cortes de luz que se arrastran desde el fin de semana en Santiago y que dejaron varias comunas sin suministro.

Marta Gamboa dependía de oxígeno conectado a la red eléctrica. Según sus familiares, a pesar de su avanzada edad se encontraba en buen estado y fue la falta de oxígeno la que derivó en su muerte.

La hija de Gamboa, Carmen Cerda, explicó que debido al corte de luz, desde el día domingo no pudieron suministrarle el oxígeno y falleció el martes. Aseguró también que contactaron a la empresa explicándole la situación de la mujer y que llegaron con un generador a las 5 de la tarde del martes, horas después de que la abuela falleciera.

“Lamentablemente, según ellos, estaban colapsados de trabajo y no nos dieron solución, fue un corte en la calle, no interno de nosotros”, precisó Cerda.

Andrés González, vocero de Enel, aseguró que lamentaban profundamente el fallecimiento de la mujer. “Transmitimos las condolencias a la familia. Como empresa la situación no nos es indiferente y compartimos el dolor”.

El alcalde de San Miguel, Luis Sanhueza, aseguró que “la causa es la negligencia de Enel” y agregó que “el generador sólo ha servido para el velatorio. Lo necesitaba para vivir. Estaba bien atendida en la casa”, y aseguró que apoyará las acciones legales que emprenda la familia contra la empresa eléctrica.

DEPENDIENTES
Víctor Rodríguez, vicepresidente de la asociación Luz para Ellos, que reúne a pacientes electrodependientes y sus familias, asegura que la responsabilidad recae sobre las empresas eléctricas y que éstas no han tomado el peso de lo relevante que es para estas personas contar con suministro eléctrico.

“Nuestra posición como agrupación es pedirle a la autoridad que les exija a las compañías eléctricas que deben tener generadores eléctricos a las familias electrodependientes. Inicialmente habíamos quedado en que las compañías eléctricas nos apoyaran llevando generadores en caso de emergencia, pero hemos visto que la respuesta no ha sido efectiva, ha sido muy lenta”.

Rodríguez agrega que existe una normativa para que no se les corte el suministro de energía a los electrodependientes y que rige desde el 19 de junio pasado, la cual se estaría pasando a llevar.

“Sentimos, como agrupación, que hay un desconocimiento de las empresas eléctricas o no han querido hacerse responsables con la nueva normativa. Las compañías eléctricas están obligadas ha identificar a sus clientes electrodependientes. Para nosotros como familia es difícil, frustrante, nos duele que aún la compañía no le tome el peso a esta situación y ponga en riesgo la vida de tantas personas electrodependientes”, concluye.