Camila Hirane va por su revancha a las 15 horas con "Verdades Ocultas"

Felipe Morales

Domingo 16 de julio de 2017

Tras su paso por la fallida “Esa no soy yo”, la actriz vuelve al horario post almuerzo con la nueva teleserie de Mega, “Verdades Ocultas”. “Sí, me importa el rating”, dice.

La propia Camila Hirane ironiza con su regreso a la pantalla chica. Como parte de Verdades ocultas, la teleserie de Mega que arranca el próximo lunes, la actriz tiene la difícil tarea de mantener el alto rating que hoy alcanza Amanda, lo mismo que le sucedió en 2015 cuando Esa no soy yo (TVN) tomó la posta de La Chúcara. “Esa teleserie fue un exitazo y lamentablemente a nosotros no nos fue lo bien, y claro que te afecta. A mí sí me importa el rating, y da pena cuando la gente no te ve en la cantidad que quisieras. Ahora estoy en un contexto similar al ocupar el espacio que dejará Amanda, así que espero que las cosas no se repitan”, dice.

Pese al miedo, Hirane reconoce sentirse tranquila. “Confiada no estoy, porque la televisión es muy cambiante, pero creo que las cosas se están haciendo bien. El equipo ha redoblado los esfuerzos para presentar un buen producto, y no hay una sensación de dormirse en los laureles. Si a Amanda le ha ido tan bien, la idea es mantener ese público, y estamos trabajando para que nadie se vaya”, agrega.

En la ficción será Rocío Verdugo, una humilde y trabajadora joven que durante su niñez vio cómo su hermana (interpretada por Carmen Zabala) era vendida a una familia del barrio alto. Ambas, hijas del personaje a cargo de Marcela Medel, se reencontrarán 20 años después de la peor forma: Rocío se enamorará del novio de Agustina, sin saber que ella es la hermana a la que tanto ha buscado.

“Es un culebrón hecho y derecho, como los de los años 80”, apunta. “Además me encanta que la historia central sea la de la madre que vendió a una de sus hijas. Eso le da un peso dramático aún mayor, y Marcela (Medel) cayó parada en ese personaje. Es un gusto volver a verla en roles protagónicos”, concluye.