Lagartijas frenan proyecto ferroviario en Alemania

Cecilia Rivera

Jueves 18 de mayo de 2017

Empresa a cargo tendrá que capturar más de diez mil de estos reptiles para reubicarlos y ponerlos a salvo.

Desde que fue anunciado en 1994, el multimillonario proyecto para ampliar en 56 kilómetros la red de ferrocarril en Alemania no ha estado excento de polémicas. Sus elevados costos y diversas disputas sobre su impacto en el medioambiente han retrasado las obras. Y ahora otro problema se sumó a la lista.

El proyecto Stuttgart 21, que unirá las ciudades de Ulm y Stuttgart, en el sur del país, lleva casi año y medio paralizado debido a que los ingenieros a cargo de la obra descubrieron que dos especies protegidas de lagartijas habitan en una zona en la que está planificada la excavación de un túnel.

Unos 250 lagartos ágiles (lacerta agilis) y al menos diez mil lagartijas roqueras (podarcis muralis) fueron halladas en una zona de Wendlingen, al suroeste de Stuttgart. Las leyes alemanas han obligado a la compañía ferroviaria Deutsche Bahn a buscar una solución para salvar a los pequeños reptiles, que están en peligro de extinción.

Recientemente, Jorg Hamann, vocero de la compañía, anunció que invertirán unos 15 millones de euros (más de $11 mil millones) en un plan para reubicar a los animales.

El presupuesto contempla la contratación de expertos que atrapen a los reptiles, el transporte a su nuevo hábitat y el monitoreo del proceso de readaptación. Según Hamann, la compañía se hará responsable del nuevo hogar de los reptiles por los próximos 30 años.

La captura será lenta, pues hay que esperar a que cada reptil salga a la superficie y luego atraparlo con un lazo en miniatura y con mucho cuidado, para no dañarlo. Para ello, es esencial contar con días soleados.

Ahora, la compañía deberá trabajar contrarreloj para concluir la cacería antes de que termine el verano o las obras, que iniciaron en 2010, podrían retrasarse nuevamente. Las nuevas vías debiesen comenzar a funcionar en 2021.