Joel Álvarez: "Espero ser mejor que Tomás González"

Cristian González Farfán

Miércoles 17 de mayo de 2017

Apuntado como el sucesor del máximo referente de la gimnasia chilena, el serenense de 21 años ganó todas sus pruebas en los Juegos Nacionales y Paranacionales que se disputan en la Región del Biobío: se colgó ocho medallas de oro.

El niño Joel Álvarez solo practicaba gimnasia por hobby durante unos meses hasta que en 2004 vio competir a Tomás González en una Copa del Mundo en La Serena.

“Desde que vi a Tomás me motivé más, me tomé más en serio la gimnasia”, cuenta a La Hora Álvarez, quien hoy con 21 años fue la gran estrella de los terceros Juegos Nacionales y Paranacionales que se disputan en el Biobío.

La actuación del deportista serenense en el Gimnasio Municipal de Concepción fue excepcional. Ganó todas las pruebas en las que compitió, con un saldo de ocho medallas de oro: suelo, arzones, anillas, salto, paralelas, barra, all around individual y por equipos. “Esperaba ganar todos los oros, prácticamente no tuve fallas y esto me motiva para los objetivos de este año: el Sudamericano adulto, los Juegos Bolivarianos, el Panamericano específico y el campeonato mundial, donde Chile tiene tres cupos”, apunta el gimnasta, apuntado como el sucesor de González, actual presidente de la Federación Nacional de Gimnasia Chilena (Fenagich), constituida recientemente.

Álvarez, que representó en los Juegos a la Región de Coquimbo, entrena todos los días en doble jornada en el Centro de Entrenamiento Regional del IND en la ciudad puerto. Dejó el colegio en segundo medio para dedicarse a la gimnasia a tiempo completo y está a punto de rendir sus exámenes libres en su La Serena natal.

“No tengo pensado cambiarme a Santiago, pese a que las condiciones son mucho mejores allá. Siempre en las regiones va a costar mucho más”, dice Joel, quien empezó entrenando en aparatos muy obsoletos, al punto que “me lesioné muchas veces de la muñeca, de los brazos, etcétera”.

Entrenado por Gustavo Valenzuela, Álvarez ya suma participaciones en los Juegos Odesur Santiago 2014 y los Panamericanos de Toronto, pero su mirada a largo plazo está puesta en Tokio 2020. “Los Juegos Olímpicos son la gran meta”, dice el nortino, que destaca por su paridad en todos los aparatos, aunque su fortaleza principal está en las paralelas. “Esa es una forma de clasificar a los Juegos, como tengo un nivel parejo en los aparatos, una alternativa puede ser por ahí”, relata.

-¿Te sientes el relevo de Tomás González?
-Mmm, espero ser mejor que Tomás González. Él siempre fue un espejo a seguir, un referente, y ahora tenerlo de compañero es espectacular. A mi edad aún tengo mucho que entregar.