Incongruencias en el etiquetado respecto a la composición y alto contenido de agua son los principales problemas.

Uno de los productos congelados más populares del supermercado suele ser la hamburguesa. Sin embargo, sean de vacuno, cerdo, pollo, pavo o incluso de soya, todas tienen un problema transversal: las etiquetas no siempre son muy claras en su composición y su alto contenido de agua provoca que al cocinarlas pueda perder hasta la mitad de su tamaño.

Estos temas fueron abordados por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) en su estudio “Verificación de la rotulación y de las características físicas de hamburguesas envasadas ofrecidas a la venta en forma individual”. En él, el organismo analizó 40 diferentes marcas de este producto, que arrojó varias infracciones a la ley, las que se tradujeron en la denuncia de seis marcas de hamburguesas de cuatro regiones del país.

Estas denuncias apuntan a la inconsistencia en el etiquetado con relación a la denominación del producto, es decir, que dicen tener un tipo de carne pero en realidad tienen otra, o que tienen muy poca cantidad de carne del tipo con que se promocionan.“Las acciones judiciales se justifican tras las infracciones al derecho a la información veraz y oportuna que establece la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores (LPC)”, explicó el organismo en un comunicado.

Denunciados

Los productos denunciados son: Hamburguesa de vacuno La Chilenaza de 50 g, Hamburguesa de vacuno San Jorge 55 g, y Hamburguesa de vacuno Lider 90 g.

Todas indican ser de vacuno, “Sin embargo, en la lista de ingredientes informa contener cerdo”, señala el estudio del Sernac. Además, la Hamburguesa de cerdo San Jorge 55 g, que indica ser de cerdo, “en la lista de ingredientes informa contener vacuno”. La Hamburguesa de vacuno King 55 g, cuyo nombre “indica hamburguesa de vacuno. Sin embargo, en el listado de ingredientes señala contener cerdo y pollo”.

Por su parte, la Hamburguesa de vacuno Angus La Preferida 100 g, que “resalta un ingrediente como componente principal, en este caso carne del tipo Angus, pero sólo lo contiene en un 10%”, detalla el informe.

Diferencias de masa

Otro tema que según el Sernac los consumidores deben tener en cuenta al adquirir este producto, aunque no se incurra en infracción, es la presencia de agua, responsable de las importantes diferencias de tamaño entre el producto crudo y cocido. “Las hamburguesas que presentan mayor cantidad de agua son las de pavo, mientras que las que poseen menor cantidad son las de pollo”, explica el estudio.

“En la comparación de la masa cruda versus el producto cocido se observaron reducciones de hasta 55,85%, disminución que obedece a la pérdida de agua y grasa durante el proceso de cocción”, apunta.

Respecto a la presencia de agua en estos productos y sus porcentajes, el Sernac informó que presentará en conjunto con la autoridad sanitaria una propuesta al Comité Asesor del Reglamento Sanitario de los Alimentos para que este punto pueda ser considerado en la norma.