Sergio Nakasone: "Sólo los que hemos hechos realities sabemos lo que cuesta"

Felipe Morales

Jueves 20 de abril de 2017
Ver & oír

El padre de 1810 valora la irrupción de Mega en el formato, pero evita opinar sobre Doble tentación. “Que el público juzgue”, dice.

Sergio Nakasone no reniega de su pasado. Aunque en los últimos años ha centrado sus esfuerzos en la trilogía MasterChef, el realizador no olvida que alcanzó fama por encerrar a desconocidos y famosos en los más aplaudidos realities de Canal 13. Protagonistas de la fama, 1810 y Mundos opuestos son algunos de los espacios que llevaron a la estación del grupo Luksic a obtener el rótulo de “el canal de los realities”. Pero hoy Mega, tras el avasallador paso de Amor a prueba, Volverías con tu ex? y Doble tentación, parece arrebatarle el cetro.

“Sigo pensado que el formato reality es el uno de los más difícil de realizar”, dice Nakasone, quien mira con distancia las polémicas en que se ha visto envuelto Doble tentación. “No me siento con el derecho de dar una opinión frente a lo que pasa en Mega. La tengo, pero prefiero guardármela porque es el público el que finalmente habla. Pero por cierto valoro el inmenso trabajo que se hace. Un reality implica gran desgaste personal y profesional. Sólo los que hemos hecho realities sabemos lo que cuesta llevarlos a cabo”.

EN CRECIMIENTO

Nakasone es enfático en señalar que el público chileno es exigente. “Siempre está pidiendo más, cosas nuevas, innovación, y hay que ser capaz de sorprenderlos constantemente”, explica. De ahí su orgullo por tener en pantalla el tercer ciclo de MasterChef. “No es fácil hacer una secuela de un programa de este tipo, pero creo que es un espacio que ha ido madurado en el tiempo. Favorablemente la gente se ha visto reflejado en él. Tras cada participante hay historias, realidades, verdades, y eso se aprecia en pantalla”.

-El chef español Sergi Arola tomó la posta de Yann Yvin. ¿Fue para mejor el cambio tomando en cuenta el buen rendimiento que ha tenido MasterChef 3 en rating?

-La partida de Yann fue una noticia complicada. Es como un equipo de fútbol, te llevan a uno de tus grandes jugadores, pero también te pones contento por las oportunidades que le están dando. Y en esa lógica, cuando se llevan a tu jugador, necesitan uno igual o mejor que él. Fue cuando salimos en búsqueda de alguien que cumpliera con las características que buscábamos, y llegamos donde Sergi. Pensamos que nos diría que no, pero acá estamos. Creo que le dio una nueva energía al trío de jueces.

-¿Después de MasterChef vuelves a los realities?

-No lo sé. Tengo la intención de transitar nuevos caminos, pero no digo de esta agua no beberé.