El crimen de Micaela, la luchadora contra la violencia machista que remece a Argentina

La Hora

Lunes 10 de abril de 2017

Micaela García era activista del movimiento “Ni una menos”, estuvo una semana desaparecida y su cuerpo apareció este fin de semana. Un juez había dejado libre a su presunto asesino a pesar de las múltiples condenas de violación en su contra.

Hasta hace algunas semanas, Micaela García, cuando vivía, subía a redes sociales fotos en marchas contra la violencia machistas. En una de las fotos se le puede ver con una polera con el lema #NiUnaMenos y una caricatura de Enriqueta, el personaje creado por el dibujante Liniers. Micaela era una estudiante universitaria comprometida con diversas causas.

Su cuerpo desnudo y sin vida apareció el sábado en un peladero en Gualeguay, provincia de Entre Ríos. Primero apareció su ropa, el día anterior, a pocos kilómetros del lugar. Estuvo una semana desaparecida. El sábado primero de abril salió de un club nocturno de la zona, y a las 5:45 de la madrugada se contactó por última vez con su novio cuando caminaba hacia su casa. Estuvo desaparecida una semana, en la que familiares y amigos clamaban por su retorno, sana y salva. No sucedió.

El principal sospechoso del crimen, Sebastián Wagner, fue detenido en la noche del viernes en la localidad bonaerense de Moreno. El hombre era sospechoso por sus antecedentes por abuso sexual y porque su automóvil fue visto a través de cámaras cerca del lugar donde la joven pasó por última vez. Se cree que Wagner la subió a la fuerza a su auto para luego violarla y estrangularla. En el momento del crimen, Wagner estaba en libertad condicional. Había sido condenado a 9 años de prisión por abuso sexual, pero el juez de Ejecución Penal Carlos Rossi, lo dejó en libertad, a pesar que un informe del Servicio Penitenciario desaconsejaba la libertad del acusado.

“Acá hay dos responsables: el asesino de Micaela y un juez que lo liberó”, dijo Fabiana Tuñez, presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, la organización gubernamental argentina, símil del Servicio Nacional de la Mujer.

De forma improvisada, miles de personas salieron a las calles el día de ayer a protestar por el crimen. Se realizaron manifestaciones en Gualeguay, Buenos Aires, Rosario, Mendoza, Tucumán, Santa Fe y La Plata. Diversas personalidades clamaron justicia, entre ellas, y quizás la de mayor peso mediático, Lali Espósito. “Hoy me voy a dormir rezando, cosa que hace mucho no hacía. Necesito encontrar un refugio donde sienta la energía del amor. Pido por mi país, pido por aquellos que sufren por el odio y la impunidad de unos pocos hdp que arruinan las vidas de tantos y por todas las Micaelas”, escribió la astro argentina.

Ahora, miles de personas claman justicia, y que se destituya al juez Carlos Rossi, aunque ya sea demasiado tarde para salvar la vida de Micaela García.