Cómo retomar la rutina después de vacaciones

Emma Antón

Martes 28 de febrero de 2017

María Esther Ferrer, sicóloga del Servicio de Salud Metropolitano Central, entregó consejos para combatir el síndrome post vacacional, que puede provocar cansancio, angustia e irritabilidad en los trabajadores.

Recordar las vacaciones con alegría

Ferrer explica que si uno se predispone positivamente para volver al trabajo, se podrán mirar posibilidades y oportunidades que el nuevo año ofrece. Por eso es imprescindible recordar los momentos agradables durante vacaciones que se compartieron con la familia y amigos, agradeciendo el tiempo que permitió renovar energías.

Redecorar el escritorio o la oficina

En la medida de lo posible, una alternativa para sobrellevar la primera semana de trabajo es redecorar el espacio laboral con objetos simpáticos que nos recuerden las vacaciones o que provoquen pensamientos positivos. “También es el momento para incorporar muebles ergonómicos y accesorios que aumenten la comodidad en el trabajo, iluminación suave y todo lo necesario para crear un espacio de trabajo más cómodo”, indica Ferrer.

Retomar rutina antes de volver al trabajo

Lo ideal, de acuerdo a la profesional, es retomar la rutina los días previos al término de las vacaciones: volver a las horas de sueño adecuadas (tratar de dormir las horas necesarias para trabajar) y retomar los horarios de alimentación, para así volver progresivamente a la rutina, con el fin de que el cambio no sea tan brusco.

Tomarse con calma el primer día

La especialista destaca que no hay que intentar hacer todo el primer día en que se vuelve al trabajo. Por eso, recomienda elaborar una lista con aquellos deberes pendientes que exigen una solución rápida, para luego continuar con el resto de la programación semestral o anual.

Volver a trabajar a mitad de semana

“Si puede, vuelva al trabajo a mitad de semana, ya que así se podrá aclimatar mejor a sus labores y no tendrá la sensación de agobio por esperar cinco días para tener nuevamente descanso”, aconseja la sicóloga del Servicio de Salud Metropolitano Central.

Darse tiempo para disfrutar

Durante la primera semana de trabajo hay que intentar hacer alguna actividad similar a las que se realizaban durante las vacaciones, como dar paseos, tomarse el tiempo para comer rico o hacer deporte, o salir con amigos después de la jornada laboral. Esto ayuda a no echar tanto de menos los días de descanso.